www.mallorcadiario.com

Fanatismo, feminismo y manipulación

miércoles 24 de marzo de 2021, 04:00h

¿Qué es el feminismo?

Según ‘El feminismo. Contra la desigualdad’: ‘Si quieres saber en qué consiste el feminismo radical te informaremos que nació para luchar contra el patriarcado que ha dominado, oprimido o subordinado a la mujer’.

¿Y qué es el patriarcado?

‘Se denomina patriarcado a toda forma de organización social cuya autoridad se reserva exclusivamente al hombre o sexo masculino. En una estructura social patriarcal, la mujer no asume liderazgo político, ni autoridad moral, ni privilegio social ni control sobre la propiedad’. (Wikipedia)

El presidente de la Comunidad Balear es una mujer, Francina Armengol. Socialista.

Ahora veamos lo que opina una feminista conocida, que está muy crítica de las feministas radicales. Creen ser las ‘auténticas’, y por ello denuncian como ‘traidoras’ a las que no son como ellas. Es el caso de Camille Paglia, que sería una ‘traidora’. Uno de sus grandes errores es que no odia a los hombres. Una blandenguería inaceptable.

Camille Anna Paglia​ es una crítica social, intelectual, escritora y profesora estadounidense. Es profesora de humanidades y de estudios sobre medios de comunicación en la Universidad de las Artes en Filadelfia. (Wikipedia)

Era 1963 y ya había hecho pública mi petición por la igualdad de oportunidades entre el hombre y la mujer. Yo era como las otras feministas, que se vieron arrastradas por el movimiento, pero yo fui a la biblioteca y estudié Historia, estudié Biología, estudié Antropología y Arqueología.

No se aceptaron mis puntos de vista porque, automáticamente, la ideología tomó la medida al movimiento y empezó a haber una corriente que hoy es cada vez peor, la del odio hacia el hombre. (Marta Medina/4/2/20202/El Confidencial.)

Hay varias cuestiones que merecen destacarse. Paglia enfatiza que se dedicó- entre otras cosas- a estudiar. Una manera elegante de decir que hay muchas feministas que se especializan en gritar mucho y estudiar poco. Por ejemplo. ¿Qué estudios tiene la señora ministra de Igualdad, Irene Montero, entre otras? Pero a gritar y manifestarse pocas les ganan.

Una segunda cuestión a destacar es que ‘la ideología tomó la medida al movimiento’. Cuando esto sucede, los hechos adversos no cuentan. Solamente los favorables. La consecuencia es la huida de la realidad y la creación de una realidad virtual. Esto no tendría mucha importancia si no hubiera una gran mayoría de medios de manipulación- subvencionados por el gobierno- que repiten y respaldan las consignas (falsedades incluidas) del feminismo más radical.

La tercera, está ligada a la segunda. Una vez que usted desprecia la realidad real, porque está dominado por la ideología, puede llegar a cualquier conclusión. Una muy querida por el feminismo radical es el odio a los hombres. Algo que Paglia denuncia pero que esconden los medios de manipulación. No queda bien hablar del odio del feminismo radical. Mejor callar y denunciar lo malos que son los hombres. Especialmente de derechas.

Añade Paglia algo insoportable. Seguro que esta tía es facha:

‘Y creo que es terrible que las feministas más mayores estén empujando a las más jóvenes a estar resentidas con los hombres y a considerar a los hombres como opresores’.

La periodista Leyre Iglesias dice, en su artículo ‘Un acto feminista’: ‘Se mire el ranking por donde se mire, España es uno de los mejores países para nacer mujer. En comparación con lo que hay por ahí, somos afortunadas’.

Esto la dignifica, como mujer y como periodista ¿Por qué? Porque hay mucha gente- mujeres, hombres, periodistas, tertulianos, etcétera- que callan la verdad. Viven de la realidad virtual y de la mentira. Hablan y actúan con fanatismo y rabia. ¡Recordemos que España es el quinto país mejor del mundo para nacer mujer! Esto se esconde. Así manipulan la mayoría de los medios.

La vicepresidente socialista Carmen Calvo animaba a las mujeres a acudir a la manifestación del 8-M. ¡Nos va la vida! ¡Y tanto! En plena pandemia, les iba la vida. A ellas, ellos y a los que contagiaron con su irresponsabilidad. ¡Basta de rosarios en nuestros ovarios! ¡Sola y borracha quiero llegar a casa!

Andrea Dworkin, destacada feminista y escritora norteamericana: ‘Quiero ver a un hombre golpeado, ensangrentado, con un zapato de tacón clavado en la boca, como una manzana en la boca de un cerdo’.

Cristina Losada dice esto del feminismo radical (no hay otro para los medios de manipulación), en su artículo ‘La industria del feminismo’: La coerción se ejerce, de entrada, sobre las mujeres: no se puede no ser feminista. No hay margen de libertad ni libertad al margen. Porque no es la autonomía ni el ejercicio de la libertad lo que propugna. Lo que ofrece es protección y lo que pretende es tutelaje’.

Del mismo modo que los hombres son, por definición, opresores y verdugos de las mujeres, las mujeres que no son feministas radicales, ‘no son mujeres del todo’, como dijo la comunista Cristina Almeida de Díaz Ayuso.

Cuando se sustituye la realidad real por la virtual- y se carece de vergüenza- es posible mentir descaradamente, como hace el presidente Sánchez y la vicepresidente Calvo. Hay que repetir las mentiras por las televisiones del régimen, que por algo han recibido sustanciosas subvenciones del gobierno social comunista. ¡La derecha criminaliza a las mujeres! ¡Venga, repítalo!

Sánchez critica a los "enemigos del feminismo" que se "froten las manos" ante la prohibición de manifestaciones del 8-M. En la víspera del 8-M, Carmen Calvo les acusa de "señalar a las mujeres" e Irene Montero dice que Díaz Ayuso "representa la campaña de las derechas que quieren criminalizar a las mujeres". Sánchez señala a la ultraderecha como el principal enemigo del feminismo. (ElMundo/9/3/2021.)

Termino, sumándome al homenaje que Álvaro Delgado dedicó a Irene, extraordinaria mujer, cocinera jefe de un restaurante palmesano:

‘No se me ocurre mejor historia para celebrar el día de la mujer. Ese 8-M que algunos han convertido, lamentablemente, en un instrumento de confrontación política. Porque ésta es la historia de una mujer admirable, como otras que rodean -afortunadamente- mi existencia. Mujeres que, sin discursos ni postureo, demuestran ser capaces de superar todas las adversidades. Sin lamentos, sin quejas, y con una enorme sonrisa. Mujeres que contagian a quienes las rodean y nos hacen mejores a todos’.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios