www.mallorcadiario.com
La nueva Ley del Cambio Climático no respalda la ley balear de prohibir el diésel a partir del 2025
Ampliar

La nueva Ley del Cambio Climático no respalda la ley balear de prohibir el diésel a partir del 2025

Por Redacción
viernes 09 de abril de 2021, 08:29h

Escucha la noticia

El senador de designación autonómica Vicenç Vidal, de Més per Mallorca, lamentó este jueves, el desinterés de los "lobbies" de Madrid por sacar adelante la iniciativa del Parlament de prohibir los vehículos de diesel a partir de 2025.

"Parece que no interesa a los lobbies de Madrid, que ya ha sido parada porque previsiblemente acabaría en el Tribunal Constitucional y que la ley estatal no prevé y alarga hasta 2040". ha explicado el senador Vidal por medio de una nota.

La presidenta del Govern, Francina Armengol, destacó a finales del pasado noviembre de 2019 que "nuestra ley no se modifica" al asegurar que el acuerdo con el ejecutivo central sobre la norma regional de cambio climático no alterará la entrada en vigor de la prohibición de nuevos vehículos diésel en las islas en 2025.

La presidenta balear argumentó entonces que dejar en suspenso la vigencia de un precepto que no se aplicará hasta dentro de cinco años no tendría ningún efecto porque antes el Gobierno central impulsaría una norma que permitiría a los territorios insulares establecer su propio calendario para limitar la circulación de los vehículos más contaminantes.

El Congreso ha aprobado este jueves por mayoría el proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética pendiente ya solo de su último tramite en el Senado y cuyos objetivos incluyen acabar con la venta de coches contaminantes en 2040, recortar emisiones y alcanzar la neutralidad del país en 2050.

La Comisión de Transición Ecológica del Congreso de los Diputados, con competencia legislativa plena, ha dado este jueves luz verde, -22 votos a favor, 5 en contra y 10 abstenciones- al dictamen con las enmiendas incorporadas al texto, de la que será la primera norma en España para mitigar el calentamiento global, una de las grandes apuestas de legislatura de este Gobierno.

La futura ley ha sido apoyada por PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos, Bildu, Teruel Existe y Ezquerra Republicana; el Partido Popular y Más País se han abstenido y Vox ha sido el único partido que ha votado en contra.

La "falta de consenso, diálogo y de ambición climática de la futura ley", referida por una gran mayoría de los partidos, ha planeado durante todo el debate, ante una norma que podría entrar en vigor este mismo mes de abril, dada su tramitación urgente, y que ha contado con una gran cantidad de enmiendas, más de 750.

Entre sus objetivos, la futura norma, que cuenta con 36 artículos, parte con dos fechas clave para su desarrollo: una, 2030, cuando España deberá reducir un 23 % las emisiones de efecto invernadero respecto a 1990 (tres puntos más del texto que el Gobierno envió al Congreso hace ahora casi un año), y otra, 2050, año para alcanzar la neutralidad climática.

Asimismo, prohibirá los sondeos y prospecciones de combustibles fósiles, obligará a que todas las ciudades de más de 50.000 habitantes tengan una zona de bajas emisiones en 2023, impulsará la rehabilitación energética de los edificios y el despliegue de las renovables -compatible con el cuidado del patrimonio natural-.





¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios