www.mallorcadiario.com

La degradación política de la izquierda

Por Sebastián Urbina
miércoles 08 de junio de 2022, 05:00h

Sánchez lleva al Congreso un pacto de Estado para aislar a Vox y forzará al PP a votarlo. El PSOE sigue mostrando las ganas que tiene de ilegalizar a Vox. Su último paso lo tacha de "extrema derecha" e insinúa un supuesto respaldo "nazi". (LD)

Cuando una persona se comporta de manera absurda, según los parámetros habituales de la mayoría de la población, pensamos que le pasa algo. Si esta persona actúa de modo incompatible con la legalidad vigente, será acusada de haber violado la ley- al menos en principio sería así- y deberá atenerse a las consecuencias previstas por las propias leyes vigentes. Esto es, más o menos, lo que le sucede a la mayoría de personas.

Por supuesto, hay excepciones. La Fiscalía Anticorrupción solicita nueve años de cárcel para el expresidente de la Generalitat de Cataluña Jordi Pujol; hasta 29 años para el primogénito, Jordi Pujol Ferrusola; 14 años para su hermano Josep, y ocho años para los otros cinco hijos, que serán juzgados en la Audiencia Nacional junto a diez empresarios relacionados con el clan por delitos de asociación ilícita, blanqueo de capitales, falsedad en documento mercantil, contra la Hacienda Pública e incluso de frustración de la ejecución. Esto, en mayo de 2021.

La UDEF (Unidad de delincuencia económica y fiscal) cifra en 290 millones el saqueo de la trama “criminal” de la familia Pujol. La Policía pone cifra al dinero que pudo acumular la familia en décadas de corrupción en Cataluña. Esto, en 2019. (LD/2019.)

Las cosas de palacio van despacio. Lo digo porque fue en 2014 cuando el Muy Honorable Jordi Pujol dijo públicamente que había defraudado a Hacienda. Han pasado ocho años y el Muy Honorable no ha pisado los juzgados. Veremos cómo termina esto. Tal vez, si los catalanistas vuelven a declarar la independencia o dan otro golpe de Estado (con el debido respeto del presidente Sánchez) se termine esta embarazosa cuestión. Y los españoles de a pie, que no tenemos ningún hecho diferencial, paguemos todos los gastos. O, tal vez, un acuerdo entre PP y PSOE para solucionar el metafísico ‘problema catalán’. O sea, más ‘catalanismo cordial’. ¿Verdad, Alberto? Sánchez ya está arrodillado ante los enemigos de España.

En una sociedad de tanta corrupción, despilfarro y degradantes inmoralidades, todo es posible. Que Abascal sea Hitler, que Rufián sea presidente de la República, que Otegi sea lendakari, que entren todos los ilegales que quieran, como exige Podemos (para que les voten), que Irene Montero sea Premio Cervantes y un largo etcétera de idioteces suicidas.

Pero no vivimos en una ‘república bananera’, a pesar de las apariencias. Vivimos en una sociedad democrática. Sin embargo, cuando un político que ha gobernado una comunidad autónoma durante más de veinte años defrauda millones de euros a Hacienda y no pasa nada, es que estamos en una cueva de ladrones y no somos iguales ante la ley. Todo esto es gravísimo. Al menos, en una democracia.

Una sociedad que sufre una gran corrupción y un gran despilfarro no debería sorprenderse de que el gobierno socialista, aliado con podemitas antisistema, comunistas, golpistas y filoetarras, declare indignado que pretende ilegalizar a Vox porque es un partido nazi.

¿Tan políticamente analfabeta es la sociedad española?

Recordemos que el Parlamento europeo condenó, en noviembre 2019, los crímenes del nazismo y el comunismo…También recuerda que los regímenes nazi y comunista cometieron asesinatos en masa, genocidios y deportaciones y que fueron los causantes de una pérdida de vidas humanas y de libertad en el siglo XX a una escala hasta entonces nunca vista en la historia de la humanidad.

¡Y en este gobierno socialista, hay comunistas! Y otras inmundicias.

Pero no basta que este gobierno carezca de dignidad. Hace falta- además- que haya una parte de la población aborregada. Para eso están el sistema de educación/adoctrinamiento y las criadas mediáticas subvencionadas. Y otra parte de la población que dice ser ’centrada’ y prefiere- como alternativa, aunque no saben que es solamente alternancia- un partido centro centrado. Alberto parece creer que este clima de crispación se soluciona bajando el tono de voz. No basta.

Bajar la voz no sirve en las gravísimas circunstancias actuales. Un buen capitán de barco sabe que no es lo mismo navegar en un mar encalmado que en una mar bravía.

Una referencia a los estatutos de Vox para ver la despreciable gentuza que nos gobierna.

Artículo 3.- Fines

VOX tendrá los fines siguientes:

1.- La defensa de la indisoluble unidad de la Nación española, Patria común e indivisible de los españoles, y el reconocimiento de que la soberanía nacional es indivisible y reside en el conjunto del pueblo español. La promoción del patriotismo en la sociedad civil.
2.- La defensa de la libertad individual, el Estado de Derecho, el imperio de la Ley, la independencia de la Justicia y el sistema democrático.
3.- La defensa de la igualdad de todos los españoles ante la Ley, con los mismos derechos y obligaciones, independientemente del lugar de origen o residencia.

Pero Sánchez compara a Vox con los nazis. Es un profesional de la mentira y un autócrata sin escrúpulos. "Somos la izquierda".

PD. La Iglesia catalana pide a sus escuelas que ignoren a los padres que reclaman el 25%.

Prefiero no decir lo que pienso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Compartir en Meneame