www.mallorcadiario.com

En España el gobierno no es generoso con las empresas

domingo 23 de diciembre de 2012, 18:10h

 

El empresario de origen chino Antonio Yoh es el líder de la comunidad de su país residente en Mallorca. Fue el primer empresario chino que aterrizó en la isla hace 43, preside la asociación de empresarios chinos y es interlocutor y asesor del gobierno de Pekín, que le consulta cuando un alto mandatario viene a la isla. 

Por la posición que tiene y ha tenido durante tantos años, dispone de información suficiente para hacer una valoración de la implantación de las empresas chinas en Mallorca, del potencial mercado chino en materia turística y de las relaciones diplomáticas con el país asiático.

A pesar de haberse iniciado empresarialmente en Mallorca en el sector de la restauración “en esa época la cocina china era peculiar y rentable”, reconoce que “hace 15 años comenzó el boom del comercio chino del todo a 100. Se vio que era más rentable que restaurante, porque requiere menos personal: Sólo uno en la caja y otro que coloca los artículos, no hace falta idiomas y surgieron así grandes empresarios chinos”.

La evolución del sector ha sido tan importante en Mallorca que, según Yoh “se realizan pedidos de hasta 5 u 8 millones de euros, aunque no lo hacen sólo tiendas chinas. Se dirigen a un mayorista en Madrid que distribuye a las más importantes empresas españolas, no se pueden decir nombres pero todo tenemos en mente a los grandes almacenes de España”.

El empresario y diplomático chino reivindica el sector industrial de su país al aseverar que “productos de los más baratos hasta los más caros están siendo fabricados en China. Marcas internacionales famosas producen allí, y todo controlado por las mismas empresas. Diseño extranjero y fabricación china con controles de calidad exhaustivos. Hay mucha maestría en China, incluso en la alta costura”.

Considera que todo ello está propiciado por las leyes chinas: “hay una gran libertad en el sector económico en el país, se está creando empleo y el Gobierno se muestra generoso con los empresarios” y lo pone en contraposición con la normativa española “hay menos impuestos, mientras que en España sube mucho la presión fiscal, la luz, la gasolina y el Gobierno está vigilando a la empresas con lupa y no deja respirar a los empresarios, así que esto provoca una caída en masa de las empresas”.

La situación económica española ha propiciado tal y como asegura Yoh, que muchos chinos decidan volver a su país “porque no ven futuro en España pero al igual que los españoles, también emigran a otros países de Europa, Canadá, EEUU, Australia porque están en mejor situación que España”. Todo ello porque “el joven chino es más decidido a salir fuera a emigrar que los europeos. Tienen un pensamiento distinto. Han visto películas, tienen información y ven una vida atractiva en Occidente” aunque “El dinero también es un arma de doble filo, ya se ve en Occidente como hay problemas de drogas”.

Entre los chinos que han inmigrado a Mallorca no sólo se encuentran empresarios, también se cuentan en los últimos 10 años más de un millar de albañiles y carpinteros chinos. 

Mallorca no es un mal destino para el turismo chino. El motivo es que es “una isla del Mediterráneo, y para los chinos tiene mucho interés, por los colores turquesas del mar, ya que en China el mar es azul oscuro y no tiene el colorido que se ve en Mallorca. No son de playa pero tienen interés por la cultura, por Miró, los castillos, la catedral, Chopin, la gran cantidad de artistas que hay en Mallorca atraen mucho”. Por ello “han venido un presidente y tres vicepresidentes chinos, es un gran destino para descansar. El hecho que venga el Rey es además una gran publicidad para la isla”.

Yoh denuncia que el empresario chino detenido en Madrid como presunto jefe de la trama destapada con la “Operación Emperador” ha sido maltratado así como su familia: Se le ha tenido sin comida en un sitio frío” y avisa de que “esto fue reflejado en el país de origen y empeora la imagen de España en China”. Por ello, considera que más que crear mala imagen de los comercios chinos, lo que se ha creado es “mala imagen para España (…) En ese momento había ministros chinos aquí, incluso el de economía, que debía firmar acuerdos que finalmente no se concretaron. Y allí se dio a conocer que se había maltratado a un empresario chino, un maltrato inexplicable”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

4 comentarios