www.mallorcadiario.com

Una fiscalía muy 'especial'

sábado 06 de abril de 2013, 18:19h

La decisión del juez José Castro de imputar a la Infanta Cristina de Borbón, hija menor del Rey Juan Carlos I, en el conocido como caso Nóos, es fruto de una decisión personalísima del titular del Juzgado de Instrucción nº 3 de Palma en el ejercicio de su función jurisdiccional y como instructor de la causa conocida como Palma Arena.

A lo largo de la ya dilatada instrucción judicial, el juez Castro actuando en todo de la mano del fiscal anticorrupción Pedro Horrach, ha imputado a centenares de personas y les ha tomado declaración. Se ha trasladado en numerosas ocasiones fuera de su jurisdicción y ha practicado diligencias en Valencia, Barcelona y Madrid. Se ha mostrado como un juez activo, celoso y diligente. Y también especialmente protector de la figura de Cristina de Borbón, a quien no ha querido citar ni como testigo ni como imputada en las ocasiones en que le ha sido solicitado por parte de la acusación popular. En un auto fechado a principios del mes de marzo, Castro con la anuencia de la fiscalía, rechazó citar como imputada a la Infanta con el argumento de que carecía de sentido y sólo conduciría a estigmatizarla gratuitamente, “lo que no es de recibo”. No consta que este celo protector haya tenido lugar con nadie más. Todo lo contrario. La fiscalía anticorrupción ha hecho desfilar por los juzgados y por comisaría a centenares de ciudadanos sobre los que no existía el más mínimo indicio de delito, contribuyendo a su estigmatización social.

Es por eso que sorprende esta decisión del juez José Castro, cuando antes la había evitado a toda costa con argumentos que incluso la Audiencia Provincial ratificó. Parece que en las postrimerías de la instrucción y también, por qué no decirlo, de su carrera profesional en la magistratura, el juez Castro haya querido arrumbar los argumentos de aquellos que maliciosamente le acusaban de no atreverse a imputar a la hija del Rey. Diego Torres parece haber introducido en el juez instructor la duda sobre el papel de la Infanta Cristina en el Instituto Nóos. Y de ahí este giro de 180 grados en su opinión sobre la Infanta.

Pero aún más sorprende es la actitud de la Fiscalía Anticorrupción en la defensa de la esposa de Iñaki Urdangarin. Una defensa numantina que, de momento, ya ha conseguido paralizar la declaración con un recurso donde nada habría que decir si el mismo cuidado hubiese mostrado el Ministerio Público con todos los que antes han pasado por sus manos. Nunca ha sido así excepto ahora. Y eso nos hace afirmar que la Justicia no es igual para todos. Lo demuestra la fiscalía cuando afirma que no hay pruebas donde todo el mundo las ve; al igual que ha imputado a tantos y tantos ciudadanos de Baleares sin prueba ni indicio incriminatorio alguno, o en todo caso más endebles que los que ahora defiende Castro para imputar a doña Cristina.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

Foro asociado a esta noticia:

  • Una fiscalía muy 'especial'

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    146087 | provocatore sociale altero - 07/04/2013 @ 02:22:31 (GMT+1)
    ...Hay que entender que el fiscal Pedro Horrach...se ha erigido en defensor del Estado...dando a entender que su viejo amigo el juez Castro...ha obrado por motivos personales contra Doña Cristina Federica de Borbón y Grecia...divorciándose como verdugos judiciales que fueron al alimón de Jaume Matas...La Audiencia diría la última palabra en mayo...

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Noticias de Mallorca

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.