www.mallorcadiario.com

Estaràs destaca el refuerzo de las órdenes europeas de protección

viernes 17 de diciembre de 2010, 18:04h
El Parlamento Europeo ha aprobado durante el pleno que se ha celebrado esta semana en Estrasburgo dos normas que vienen a reforzar en el ámbito de la Unión Europea la protección de colectivos que necesitan especial amparo, como son las víctimas, no sólo las de la violencia machista, y las personas que sufren la trata de seres humanos. La eurodiputada balear del PP Rosa Estarás, ha calificado como magníficas estas dos iniciativas “que van a establecer un sistema más estricto a nivel europeo para prevenir y también actuar contra los desaprensivos que trafican con personas, y que van a proteger en mayor medida a las víctimas de delitos como la violencia, el acoso, la homofobia, de tal forma que reciban el mismo apoyo en todos los Estados miembros”. Las eurodiputada balear considera que la Orden Europea de Protección y la directiva que endurecerá las penas para los traficantes de seres humanos y reforzará la protección de las víctimas son dos ejemplos de la necesidad de seguir trabajando en el ámbito europeo para reforzar las normativas nacionales, garantizando la protección de los más débiles. En el caso de la directiva por la trata de seres humanos, se aplicará a la trata en la industria del sexo y la protección laboral en sectores como la construcción, la agricultura o el servicio doméstico, y los Estados miembros tendrán dos años para transponer la nueva legislación. Las nuevas normas incluyen la explotación sexual, los trabajos forzados, la mendicidad, la extracción de órganos, la adopción ilegal y también los matrimonios forzados, y establecen unos mínimos para la definición de las infracciones penales y las sanciones a los traficantes. La eurodiputada balear destaca que se haya acordado una pena máxima en toda la UE de al menos cinco años de prisión, aunque en los casos más graves, como la trata de niños, el crimen organizado o la violencia grave, las penas pueden ser de diez años como mínimo. Especialmente relevante es, en opinión de Rosa Estarás, que la Unión Europea vaya a establecer para las víctimas una serie de prestaciones que pasan por un alojamiento apropiado y seguro, asistencia material, tratamiento médico si es necesario, asesoramiento jurídico, servicio de traducción e interpretación u otras ayudas, que serán gratuitas si la víctima no tiene recursos económicos suficientes. “En la UE, cientos de miles de personas son víctimas de la trata cada año. Muchas víctimas son objeto de explotación con fines de prostitución y para trabajos domésticos, y es preciso poner coto a esta situación que va más allá de algo del ámbito local o nacional, sino que requiere de una respuesta conjunta por parte de las autoridades comunitarias para asegurarnos de que en todos los Estados miembros se procede contra estos traficantes de la forma más dura que permite el ordenamiento jurídico”, indicó Estarás. En cuanto a la Orden Europea de Protección, la eurodiputada considera que “de esta forma se está haciendo llegar a los ciudadanos europeos que las víctimas en todos los casos van a estar protegidas, estén donde estén dentro de la Unión Europea”, lo que supone un paso importante en el proceso de integración y para afianzar el ámbito comunitario como un espacio de libertad, seguridad y justicia. La directiva busca proteger a las víctimas, o posibles víctimas, "contra actos delictivos de otra persona que puedan poner en peligro de cualquier modo su vida o su integridad física, psicológica o sexual —por ejemplo impidiendo cualquier forma de acoso— así como su dignidad o libertad personal, por ejemplo impidiendo el secuestro, el acecho y cualquier otra forma de coerción indirecta, así como a evitar nuevos actos delictivos o reducir las consecuencias de los cometidos anteriormente". Las medidas de protección existen en todos los Estados miembros, pero dejan de tener efecto cuando se cruza una frontera. Según la legislación propuesta, la persona protegida en un Estado miembro podría solicitar una orden europea de protección cuando resida o decida residir en otro país de la UE. El Estado en el que la víctima esté protegida sería el encargado de emitir la orden y transmitirla al país en el que viva o al que vaya a trasladarse. Si estos dos asuntos suponen un paso adelante en materia de protección jurídica y social de los sectores más débiles, Rosa Estarás considera que el Parlamento Europeo ha perdido otra magnífica oportunidad de avanzar desde la UE en esta senda con la directiva para regular la inmigración. En este sentido, ha lamentado que tras muchos meses de negociaciones, el Parlamento Europeo haya rechazado la Directiva que pretende introducir un permiso único de residencia y trabajo para los inmigrantes, ya que el objetivo era facilitar los trámites administrativos a los trabajadores de terceros países y equiparar sus derechos laborales. Rosa Estarás considera que esta directiva es una gran oportunidad para establecer una inmigración legal común y para luchar contra la inmigración ilegal, eliminando diferencias entre los países y simplificando los procedimientos de admisión permitiendo una mejora en los flujos migratorios, por lo que considera que su rechazo supone un paso atrás importante. Ayudas a desempleados Estarás también se ha congratulado de la sensibilidad de la Eurocámara al aprobar ayudas por casi cinco millones y medio de euros del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización para 2.300 trabajadores despedidos en Aragón, Cataluña y Valencia. Estos fondos financiarán programas de formación, búsqueda de empleo, reinserción y apoyo a aquellos que deseen crear su propia empresa. La eurodiputada destaca que es bueno que lo ciudadanos sepan que existen a nivel comunitario iniciativas de apoyo importantes para hacer frente a la lacra del desempleo, y en concreto en este caso, para los despidos como consecuencia de los cambios en el comercio mundial provocados por la globalización o la crisis.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

1 comentarios