www.mallorcadiario.com

Miquel Àngel Bonet no adivinó "ninguna nota de ilegalidad" en el contrato a Nóos con el equipo ciclista

domingo 19 de febrero de 2012, 20:03h

Escucha la noticia

El exasesor jurídico y exsecretario del Instituto Balear de Turismo (Ibatur), Miquel Àngel Bonet, aseguró este sábado que no adivinó "ninguna nota de ilegalidad" en el contrato adjudicado a Nóos Consultoría Estratégica para la elaboración de material promocional del equipo ciclista Illes Balears-Banesto, otorgado de forma presuntamente irregular y sobre el que realizó un informe jurídico que avalaba la adjudicación en base a criterios de exclusividad.

En su declaración como imputado ante el juez instructor del caso Palma Arena, José Castro, a la que ha tenido acceso Europa Press, Bonet aseguró que "no dudé de la palabra" del entonces gerente de la empresa pública, Juan Carlos Alía, cuando éste le ordenó abrir un expediente para la tramitación del expediente, para lo cual le entregó unas notas manuscritas que "debían de ser sobre la exclusividad" de la empresa beneficiaria de la contratación.

El exalto cargo de Jaume Matas, asistido por el abogado Gaspar Oliver, recordó que cuando Alía le proporcionó estos datos él llevaba tan sólo cuatro meses en el servicio jurídico, y manifestó desconocer si en las reuniones que había mantenido con anterioridad su superior jerárquico con otros responsables respecto a este tema "se le había acreditado la exclusividad".

Al ser preguntado si se apoyaba en Alía, quien también declaró este sábado, para la contratación administrativa, Bonet afirmó que era quien le daba las órdenes si bien en este caso manifestó ignorar de dónde le fue dada esta instrucción al propio gerente.

Sobre el acuerdo de exclusividad, el exasesor jurídico aseveró que si no se hubiera alcanzado, el titular de la exclusividad podría haber haber contratado el espacio para otra publicidad distinta, tras lo cual la Fiscalía le significó en ese instante que, habiendo pagado el Govern seis millones de euros al año para un equipo que lleva su nombre "carece de sentido que pudiera dedicarle un espacio publicitario a las Islas Canarias, vaya como ejemplo".

"Yo no entré en la exclusividad contratada porque me vino dada por mi superior jerárquico", justificó Bonet, quien insistió en que fue Alía quien le participó la exclusividad y él la trasladó al personal administrativo que redactó el decreto, a pesar de que el exgerente del Ibatur defendió que era Bonet quien en cada momento informada de lo que había que hacer para eludir un concurso público.

"Alía me ordenó la incoación del procedimiento allá por fechas muy parecidas al decreto de resolución, uno o dos días antes. No tengo constancia de que en el Ibatur se simularan expedientes para justificar determinadas facturas", recalcó el exsecretario de la empresa dependiente de la Conselleria de Turismo. Según apuntó, sus funciones pasaban por informar sobre los expedientes que se fueran tramitando y supervisar la contratación.

El imputado se negó finalmente a responder a las preguntas de los abogados del sindicato Manos Limpias, personado como acusación popular en la pieza número 25 del caso Palma Arena, centrada en el presunto desvío de fondos públicos y privados a través del Instituto Nóos cuando éste estaba presidido por el Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, quien está citado a declarar como imputado el próximo sábado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios