www.mallorcadiario.com

El inquilino de s’Estaca,"cada dí­a más fuerte"

miércoles 01 de diciembre de 2010, 16:56h
Michael Douglas se siente mejor que nunca. El legendario actor de Hollywood, quien hace poco completó un durí­simo tratamiento para combatir su avanzado cáncer de garganta, ha insistido en que está mejorando cada dí­a un poquito más. De hecho, pasar el puente de Acción de Gracias rodeado de su familia es algo que le ha ayudado bastante. "Me siento cada dí­a más fuerte", ha declarado el inquilino de s’Estaca a la revista estadounidense People. "Aunque queda un largo camino por recorrer", añadió el actor bastante motivado. Douglas, de 66 años, y su mujer Catherine Zeta-Jones junto con sus dos hijos han disfrutado del puente de Acción de Gracias en un parque temático situado en Florida. Seguramente esto haya contribuido a la mejorí­a del actor. "El viaje fue idea de Michael. í‰l querí­a llevar a Catherine y sus niños al sitio más divertido del planeta después del calvario que toda la familia ha atravesado", publicaron en PopEater. "Michael no podí­a parecer más sano. Después de ocho semanas recibiendo radiación y quimioterapia y tras un largo perí­odo recuperándose en su apartamento de Nueva York, Michael querí­a pasar un tiempo divertido con su familia", añadieron en la página web. Además, "ahora se ha dado cuenta de lo afortunado que es al estar cada dí­a rodeado de su fascinante mujer y sus hijos. Es algo que nunca volverá a subestimar". PENSANDO EN SU NUEVA PELíCULA Tal es la mejorí­a que siente el actor, que ya estarí­a pensando en su próximo papel interpretando al recordado pianista Liberace. En una entrevista publicada este martes en The Hollywood Reporter, Michael aseguraba que está feliz tras un año lleno de "adversidades". En estos últimos meses, Douglas ha descubierto que padecí­a un avanzado cáncer de garganta, que su hijo Cameron fue condenado a prisión por cargos de posesión de droga y ha visto cómo su ex mujer le demandaba por los ingresos de Wall Street. De momento, el legendario actor no sabrá hasta enero si el tumor de su garganta ha sido totalmente eliminado pero sí­ ha descrito su tratamiento de quimioterapia como "un auténtico infierno", además de asegurar que aún no ha asumido el hecho de tener cáncer. "Al mirar las estadí­sticas no pensé en esto como en la vida y la muerte, sólo lo veí­a como una enfermedad que habí­a que superar", explicó. Actualmente, Michael se encuentra preparando su papel de Liberace en la pelí­cula dirigida por Steven Soderbergh, cuyo rodaje comenzará en mayo o junio del año que viene y que requerirá que el artista se someta a un trabajo especial de formación musical.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

1 comentarios