www.mallorcadiario.com

La renuncia del Papa no aplaca la guerra interna

sábado 16 de febrero de 2013, 12:47h

Ni siquiera el inesperado anuncio de abdicación de Benedicto XVI, que dejará su trono el 28 de febrero, logró frenar las batallas internas en el seno del Vaticano, según publica el diario La Nación.

Fiel reflejo de est cuando sólo faltan menos de dos semanas para su salida de escena, el Papa hizo uno de sus últimos actos de  gobierno: le dio su visto bueno al nombramiento del nuevo presidente del Instituto para las Obras de Religión (IOR), el "banco del Papa", acéfalo desde el 24 de mayo pasado, cuando Ettore Gotti Tedeschi fue defenestrado en forma brutal, el mismo día en el que se conoció el arresto del ex mayordomo del Pontífice, Paolo Gabriele.

La designación, última de envergadura de un papado a punto de terminar, causó desconcierto.

Más allá de que ocho meses de "vacío" en el "banco del Papa" habían sido muchos, se pensaba que, a este punto, podía esperarse un tiempo más y dejar al nuevo papa la resolución de la cuestión.

Pero no. Según La Repubblica, el enfrentamiento entre el cuestionado secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone (que es también camerlengo y será el responsable del período hasta que se elija nuevo papa), y su enemigo de siempre, su antecesor, el cardenal Angelo Sodano (decano del Colegio Cardenalicio) también alcanzó a la designación del nuevo titular del IOR. Y determinó que se decidiera ahora el sucesor de Gotti Tedeschi al frente de un banco famoso por sus escándalos en los años 80, de la mano del arzobispo estadounidense Paul Marcinkus.

El hombre designado para ser el nuevo presidente del IOR es Ernst von Freyberg, abogado de robusta experiencia financiera, alemán, como Benedicto XVI, y miembro de la poderosa orden de los Caballeros de Malta -que justo el sábado festejó su noveno centenario-.

Para simplificar un tema complejo, podría decirse que Bertone -que, en su momento, se enfrentó a Gotti Tedeschi porque pretendía una cierta trasparencia financiera- presionó para que se arreglara ahora, antes de la partida del Papa, la cuestión del acéfalo IOR.

Por su parte, Sodano, con quien se reunió recientemente para discutir este tema sin llegar a ningún acuerdo, quería que la designación fuera resuelta por la futura administración.

Con el nombramiento de Von Freyberg, Bertone ganó la batalla interna. Según Il Fatto Quotidiano, éste quiso que el nombramiento se hiciera ahora porque busca comprar y salvar el Instituto Sanitario Dermopático (IDI), que reúne a una serie de clínicas a punto de colapsar por un agujero de 600 millones de euros y en manos, desde hace un siglo, de los Hijos de la Inmaculada Concepción, una congregación de frailes externa al Vaticano.

"El Santo Padre, que ha seguido de cerca todo el proceso de selección y de elección del nuevo presidente del IOR, expresó su pleno consenso a la decisión de la Comisión Cardenalicia", indicó un comunicado del Vaticano.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

2 comentarios