www.mallorcadiario.com

sentarse a la fresca

Tradición

Quién iba a decir que lo que comenzó siendo una noticia simpática ha acabado en pequeña revolución vecinal. En la barriada palmesana de Santa Catalina los vecinos reivindican la tradición de seure a la fresca. Todo comenzó cuando una vecina pidió autorización por escrito para sentarse en la puerta de su casa, una actividad de “ocupación de la vía pública” que molestó a otra vecina. Los vecinos quieren mantener tan sana tradición y en la tarde de este jueves han salido a seure a la fresca davant ca seva.

Registra una solicitud de ocupación de vía pública

Guerra entre vecinas de Santa Catalina por las tardes y noches a la fresca. Según ha podido saber mallorcadiario.com una vecina del emblemático barrio palmesano ha registrado en Cort una solicitud de ocupación de espacios públicos, ante el acoso de otra residente a las protagonistas de esta historia.
  • 1