www.mallorcadiario.com
Trece detenidos en Baleares, algunos por agresión a policías o participar en fiestas y barbacoas
Ampliar

Trece detenidos en Baleares, algunos por agresión a policías o participar en fiestas y barbacoas

domingo 10 de mayo de 2020, 15:13h
Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en coordinación con las Policías Locales del archipiélago, han detenido entre el sábado y la madrugada de este domingo a trece personas en Balears, diez en Mallorca, dos en Menorca y una en Eivissa por desobediencia a los agentes de la autoridad e incumplir el confinamiento.

En Eivissa, la Policía Nacional arrestó la pasada madrugada a un hombre de 53 años que intentó huir corriendo cuando los agentes le dieron el alto en la calle. El peatón fue interceptado y empezó a increpar y amenazar a los funcionarios policiales, mientras se desnudaba en la vía pública. No colaboró con los policías y golpeó a uno de ellos, por lo que se procedió a su detención.

En Menorca, la Policía Nacional sorprendió la pasada madrugada a una joven de 18 años junto a otra cuando se hallaban en estado ebrio en la vía pública en Maó. Ambas alegaron que venían de casa de una amiga de celebrar un cumpleaños, por lo que fueron propuestas para sanción. Una de ellas reaccionó de forma agresiva, increpó a los agentes y no quiso identificarse. Acabó arrestada.

En Ciutadella, los agentes detuvieron a otra joven de 22 años la pasada madrugada, tras ser sorprendida celebrando una fiesta en un domicilio en compañía de varias personas. La Policía Nacional y la Policía Local de Ciutadella, que llevaban a cabo un control conjunto, se movilizaron sobre las tres y media de la mañana por el ruido que procedía de una vivienda. Los agentes observaron que en un primer piso había gente con la música alta. Consiguieron que cinco personas bajaran a la calle para ser propuestas para sanción. Se hallaban en estado ebrio. Una de ellas, muy alterada, se negó a identificarse y trató de huir, pero fue arrestada.

En Mallorca, la Guardia Civil de Sóller detuvo en la madrugada de ayer a un hombre que deambulaba por la vía pública y, al ver a los agentes, se dio a la fuga corriendo. Instantes después fue alcanzado y opuso resistencia desobedeciendo las órdenes de los guardias. En Pollença, otro peatón fue sorprendido en la calle sin causa justificada. Había sido denunciado en cinco ocasiones anteriores por desobediencia, por lo que fue arrestado.

Mientras, en Llucmajor la Policía Local interceptó por la noche a un conductor que circulaba en un vehículo junto a otro hombre en la zona de s’Arenal. Ambos iban en la parte delantera sin hacer uso de los elementos de protección sanitaria. Explicaron que venían de visitar a unos amigos. Al constatar varias propuestas de sanción anteriores fueron detenidos. Por su parte, la Policía Local de Manacor arrestó a un ciudadano de 39 años con tres denuncias anteriores por encontrarse en la vía pública sin causa justificada junto a otras cuatro personas.

En Palma, la Policía Local sorprendió a un joven de 19 años cuando paseaba abrazado a su pareja fuera del horario permitido ayer por la mañana en la calle Aragó. Le constaban tres actas anteriores por desobediencia. No quiso identificarse, por lo que se procedió a arrestarle.

Por último, la Policía Nacional detuvo a otros cuatro hombres en Palma por incumplir el confinamiento. Dos de ellos fueron dos conductores de 29 y 33 años interceptados la pasada madrugada en la zona de Son Gotleu cuando circulaban por el barrio sin motivo justificado. Uno de ellos había sido propuesto para sanción cuatro veces y el otro, dos. Horas antes, por la tarde, la Policía Nacional arrestó a dos ciudadanos de 19 y 31 años, tras sorprenderles realizando una barbacoa en un domicilio de la zona de Joan Miró junto a varias personas. Varios vecinos se habían quejado de la música alta. Los agentes levantaron acta a cinco personas. Dos hombres acabaron detenidos, ya que les constaban dos y tres denuncias anteriores, respectivamente.

Por otro lado, los controles prosiguen hoy en puertos, aeropuertos y carreteras de las islas para evitar desplazamientos innecesarios. El aeropuerto de Son Sant Joan, en Palma, registró ayer la llegada de 238 pasajeros, mientras que otros 190 abandonaron Mallorca en los 12 vuelos que operaron, según los datos de la Guardia Civil. El aeródromo de Eivissa recibió 67 viajeros en dos vuelos de entrada y otros 92 se marcharon de la isla en dos vuelos de salida. El aeropuerto de Menorca contabilizó a 43 personas que llegaron y otras 43 salieron de la isla en seis vuelos programados.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

0 comentarios