www.mallorcadiario.com
Un 6 por ciento de la población es adicta al sexo
Ampliar

Un 6 por ciento de la población es adicta al sexo

lunes 13 de marzo de 2017, 14:46h
Si su cabeza y su cuerpo solo piden sexo, sexo y más sexo, día y noche, sea cual sea la circunstancia, tiene un problema de adicción: el donjuanismo. Un 6% de la población está afectada por ésta.

Este tipo de dependencia presenta un conjunto de conductas que se desarrollan de forma repetitiva y con frecuencia tiene una naturaleza compulsiva. Además, se tiende a descuidar las ocupaciones profesionales o las tareas domésticas.

Los individuos con niveles de autocontrol inferiores están más predispuestos a desarrollar una posible adicción al sexo, lo que sugiere que en algunos pacientes puede ser evidente observar patrones de comportamientos determinados que han sido establecidos con anterioridad a la aparición del problema.

Una de las principales características diagnósticas en este tipo de problema se define como una agrupación de síntomas comportamentales y físicos, entre los que se encuentran la abstinencia, la tolerancia y el fuerte deseo de tener sexo. Una vez desarrollado el patrón repetitivo e intenso de ejecución de sexo, el sujeto puede emplear una gran cantidad de tiempo en obtener y consumir ese tipo de sexo.

¿CÓMO DETECTARLO?

Tiene que existir un patrón problemático que provoca un deterioro o malestar significativo y que ocupe mucho tiempo en su vida diaria. Además, el individuo tiene que pasar mucho tiempo en la búsqueda de sexo y su práctica, así como una ansia de consumir sexo. Tanto, que haya incumplimiento de los deberes fundamentales en su trabajo, escuela u hogar, así como el abandono de actividades sociales, profesionales o de ocio.

Esta adicción genera también problemas sociales o interpersonales persistentes, incluso con uno mismo: aún sabiendo que hay un problema psicológico persistente, se sigue cayendo en él generando una baja autoestima.

Estos pacientes, además, suelen hacer uso de otro tipo de sexo, como por ejemplo la masturbación, para aliviar o evitar los síntomas de abstinencia.


TERAPIA

Una de las técnicas más utilizadas para el tratamiento en este tipo de adicción al sexo es la terapia cognitivo-conductual: se trata de enseñar al paciente a gestionar y controlar la compulsión hacia el sexo y facilitarle herramientas para mejorar su calidad de vida y sus relaciones interpersonales.

Además, es importante entrenar al sujeto en técnicas de asertividad para mejorar sus relaciones sociales de una forma adecuada, así como la utilización de trabajos de exposición pautados y el uso de la psico-educación, con el objetivo principal de prevención en este tipo de adicción.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

0 comentarios