www.mallorcadiario.com

Egocentrismo en estado puro

lunes 16 de septiembre de 2019, 03:00h
El pasado día 2 de junio publiqué en este mismo medio otro artículo refiriéndome a la actitud de Pablo Iglesias en relación a la gobernabilidad del País. Lo de ahora es de vergüenza ajena porque él, que no puede ver al rey ni en pintura, va y le pide que le saque las castañas del fuego.

Debo reconocer que se está mejorando de cada día que pasa, producto de su desesperación y pánico a quedarse sin la mamandurria pública, ya solo falta que le regale a Pedro Sánchez un látigo para que le flagele entre “no y no”.

Además de arrastrarse por el suelo, como una bicha en busca de comida tras la espalda de Pedro Sánchez, que le sirva para sobrevivir en el proceloso mundo de la política, parecía que ya no le quedaba nada más por hacer. Pero he aquí que se ha inventado otra majadería, como confesó en La Sexta la semana pasada: Según comentó en la reunión que celebrará con Felipe VI entre hoy lunes o mañana, le pedirá que “asuma el arbitraje y la mediación” con Pedro Sánchez para que, finalmente, haya un pacto de Gobierno de coalición entre Unidas Podemos y el PSOE. Añadiendo, sin ningún tipo de pudor, “El jefe del Estado debería hacer entender a los candidatos que la coalición es la vía para la estabilidad y que España no se merece una repetición electoral”.

Este Pablo o es más corto que las mangas de un chaleco o nos toma por tontos a los demás, esta nueva iniciativa suya además de ser una nueva patochada, un postureo sin ningún significado más allá de vender su imagen, de vender humo, de chupar cámara. Se trata de que le vean el mayor número de veces y de personas posibles, cuando su monomaníaca propuesta no tiene ni la más mínima posibilidad de recorrido.

El artículo 56 del Título II de la Constitución Española, De la Corona, dice textualmente: “El Rey es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia, arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones…”.

La Real Academia Española dice que: Moderar es: “Disminuir la intensidad o evitar el exceso de una cosa”. “Dirigir una reunión en la que varias personas discuten sobre un tema, dando la palabra a los que quieren intervenir”. Y Arbitrar es: “Idear o disponer los medios, medidas o recursos necesarios para un fin”.

Por lo que proponer al rey que “asuma el arbitraje y la mediación” con Pedro Sánchez para que, finalmente, haya un pacto de Gobierno de coalición entre Unidas Podemos y el PSOE, es pedirle que tome partido lo que es completamente anticonstitucional, y él, tan leído y tan sabelotodo, tendría que saberlo y si no lo sabe, suspendido.

Los que piden al Rey que se exceda en sus funciones, como hizo en su momento también Albert Rivera, se equivocan y es una grave irresponsabilidad.

Incumbe a los políticos superar personalismos y partidismos estériles. Después de cinco meses, la situación sigue siendo especialmente compleja para formar Gobierno. Corresponde a los partidos políticos resolver el problema, el atasco de la política española, y despejar la incertidumbre actual sin endosar al Rey esa responsabilidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de mallorcadiario.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.