www.mallorcadiario.com
Ioan Ciotau, el acusado de asesinar a su mujer, en el banquillo
Ampliar
Ioan Ciotau, el acusado de asesinar a su mujer, en el banquillo

Lucía Patrascu llamó al Instituto de la Mujer antes de morir apuñalada

miércoles 12 de diciembre de 2018, 11:57h
El informe realizado por los forenses que llevaron el caso de Lucía Patrascu reflejan que esta "no tuvo oportunidad de defenderse" y que las dos primeras heridas que sufrió con el cuchillo fueron por la espalda y la tercera en el costado. Posteriormente, su marido la siguió acuchillando por el pecho hasta matarla. Un agente de la Policía Judicial de la Guardia Civil ha explicado que antes de que ocurrieran los hechos, Lucía Patrascu había llamado al Instituto de la Mujer. La llamada solo duró 36 segundos por lo que no se sabe si le contestó alguien o saltó el contestador. Este guardia civil también ha explicado que el agresor había llamado cuatro veces a la víctima la noche y la mañana de antes del crimen, tres de ellas sin respuesta.

Así lo han explicado los dos médicos forenses del caso en la tercera sesión de este juicio que tiene lugar ante el Tribunal del Jurado de la Audiencia Provincial de Baleares. Se investiga el asesinato de Lucía Patrascu a manos de su marido en Port de Pollença en mayo de 2016.

Además, han explicado que las heridas que presentaba en el exterior del antebrazo "no eran compatibles con heridas de lucha", solo de intentar protegerse de la agresión al poner su brazo como barrera antes del cuerpo, "heridas de intentar evitar el arma, no de luchar".

En este sentido, han destacado que las heridas fueron "mortales de necesidad" y que la víctima no tuvo "posibilidad de salvación".

En su declaración en el juicio, el marido de la víctima indicó que cuando ella llegó a casa le preguntó acerca de dónde había pasado toda la noche y que, tras su respuesta, se le "cruzaron los cables", se fue a la cocina a por "el cuchillo" y después de cogerlo se fue "tras ella".

"ESTABA MUY TRANQUILO, DEMASIADO"

Por su parte, el agente de la Policía Local que llegó primero al lugar de los hechos explicó que momentos después tras haberla matado "estaba muy tranquilo, demasiado" y, tal como ha dicho, no percibió que estuviera en un estado de embriaguez "para nada".

Asimismo, la agente de la Policía Judicial de la Guardia Civil que se entrevistó con el procesado dos días después de la muerte de Lucía Patrascu ha explicado que en ningún momento le dijo que estuviera bebido "ni nada". Además, ha explicado que estaba con "total tranquilidad" y que no le pareció "arrepentido".

La agente ha explicado también que habían discutido por una cantidad importante dinero relacionada con dos casas que tenían en Rumanía.

Por su parte, los médicos forenses que trataron al acusado han explicado que "no tenía ningún trastorno psiquiátrico previo" a los hechos a pesar de poseer rasgos esquizoides y paranoides. "No se aprecia un trastorno de la personalidad grave", han remarcado.

Sin embargo, otro perito ha señalado que el agresor sí pudo haber estado influenciado por el consumo de medicamentos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de mallorcadiario.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.