www.mallorcadiario.com

La supervivencia del más adaptativo y no del más fuerte

jueves 16 de julio de 2020, 03:00h

Vivimos tiempos difíciles, esta semana nos han obligado a ponernos nuevamente las mascarillas para salir a la calle y poder relacionarnos.

¡Curiosa esta enfermedad!, ¿no les parece?, que nos tapa la boca porque tal vez, desde arriba, estaban cansados de oír tantas necedades e incoherencias.

Nos prohíben hacer aquello que más nos gusta a los humanos, hablar y tal vez, de una manera simbólica, desde arriba, nos quieran decir algo, que como dice mi madre, “a buen entendedor, pocas palabras le hacen falta”.

Curiosamente hoy leo en las noticias que la Iglesia del Arcángel San Gabriel, en los Ángeles, fundada por Junípero Serra, en el siglo XVIII, ha sido quemada.

El Arcángel Gabriel es el ángel de la Anunciación, de la muerte, la resurrección y de la compasión. Es el mensajero divino que revela la voluntad de Dios a la humanidad.

Representa el principio del todo y el final, la muerte y Resurrección, hacer nuestro proceso álmico y volver a reencarnar para nuestra evolución hacia el Amor, hacia la Unicidad. ¿No les parece todo esto una paradoja?

Tal vez Dios, se haya cansado de estos hijos suyos que no hacen más que darle problemas y nos esté enviando un mensaje, o tal vez, nosotros mismos, nuestros dirigentes no sabían como parar este mundo falto de valores y han actuado de forma drástica, quitándonos la vida, para ir preparándonos nuevamente hacia una nueva resurrección.

Lo que está claro que, en esta nueva etapa, ya no saldrá fortalecido solo el más fuerte, sino el más adaptativo al entorno, a la nueva realidad imperante en estos tiempos que nos están tocando vivir.

Estamos en un momento histórico muy importante que marcará un antes y un después en la historia y que hasta ahora nunca habíamos vivido otro igual.

Los que quieran agarrarse al pasado, o estén esperando a volver a la normalidad, ya no podrán subsistir más en esta tierra, puesto que esa normalidad conocida hasta ahora, ya nunca volverá a ser lo que fue.

A partir de ahora, aquellos que haya gestionado la adaptación al cambio y sepan adaptarse a las nuevas circunstancias, serán los triunfadores. Aquellos que entienda que deben de llevar las mascarillas y que no deben juntarse con mucha gente de momento, si Dios quiere, conseguirán sobrevivir.

Aquellos que entienden que tal vez su trabajo, su relación personal, o sus circunstancias se van a transformar y sean proactivos en este cambio, se salvarán.

Pero los que se resistan al cambio, esperen que todo sea como antes, o simplemente sean meros espectadores de estas circunstancias, posiblemente desaparezcan de esta vida, o lo pasarán muy mal.

Ahora más que nunca, todo depende de nosotros mismos y de, como raza humana, aprendamos a sobrevivir y a transformarnos.

Todavía no ha llegado lo difícil, los tiempos duros están por llegar de aquí a unos meses, así que vayan preparándose para aprender sobre la gestión del cambio y la adaptación a otros tiempos diferentes a los vividos hasta el momento.

Si somos capaces de hacerlo bien, saldremos fortalecidos.

Si nos aferramos al pasado, a nuestra silla, esperando a que vuelva a ser lo que era, moriremos en el intento.

Tenemos una nueva oportunidad para hacerlo bien, tal vez el Arcángel San Gabriel quiere enviarnos un mensaje anunciándonos que, hay que destruir para volver a construir, que desandemos los pasos mal dados, para volver a labrarnos un camino distinto , lleno de otros valores que, a día de hoy, son totalmente necesarios, desde la humildad más profunda volvamos a construir nuestros mundo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios