www.mallorcadiario.com

Profecía cumplida

martes 14 de noviembre de 2017, 18:36h

El Mallorca ha comunicado su despido a Jaume Colombás, responsable del área social del club y locutor de Son Moix, hijo de quien ya fue alma mater de las Penyes a principios de los 80. El pasado viernes en esta misma columna escribí: “Se rumorea que a no tardar demasiado la purga que sentenció a personas como Luis Adiosgracias, Cesar Mota, José León, Carlos Sureda y alguno que se queda en el tintero, pronto vivirá nuevos capítulos”. He comentado lo mismo en El Mundo, añadiendo al final del párrafo: “¡Ojo! a los dos ilustres que quedan”. Ha caído uno de ellos, Joan Serra lo hará pronto. E igual que ocurrió con Manolo Molina, cierto abogado laboralista de Palma ya tiene trabajo.

Que quede constancia no para presumir de oráculo, sino para que el mallorquinismo sepa que por bien que lo haga el equipo, sus resultados sean incontestables y Maheta Molango presuma, lo que continúa imparable es el desarraigo, la historia que, como ya escribí en los artículos de referencia, es despreciada por los actuales ejecutivos y accionistas del club, que se lo callan en público, pero lo reconocen en privado.

Lo más lamentable es que no es ni más ni menos que lo que, entre otras cosas, vengo denunciando hace años. Profesionales que han trabajado dentro, se rasgan ahora las vestiduras y denuncian en redes sociales, que el club se queda sin alma. ¡A buenas horas, mangas verdes!. Callaron e incluso contrarrestaron la verdad a sabiendas de lo que estaba ocurriendo. Y alguno todavía persiste en ello. Uno que, a no dudar, ya habrá remitido palabras de ánimo y estimación al depurado, como hizo con los anteriores, mientras continúa al servicio del depredador.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de mallorcadiario.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.