www.mallorcadiario.com

Riada de Sant Llorenç, una tragedia que espera soluciones tres años después

lunes 11 de octubre de 2021, 00:00h

Este sábado se cumplieron tres años de la riada que arrasó el Llevant de Mallorca con el dramático balance de trece muertos y millones de euros en pérdidas. El dolor sufrido por la devastación del agua en Sant Llorenç des Cardassar pronto dio paso a una ola de solidaridad que se convirtió en ejemplo de cómo una sociedad herida ha de responder ante la tragedia. Tres años después las huellas de la riada prácticamente han desaparecido del paisaje de este municipio de 8.000 habitantes, pero sus habitantes aún miran a las nubes con recelo cada vez que empieza a llover.

Y es que, superada la fase del auxilio de urgencia y abonadas la casi totalidad de las ayudas comprometidas, aún hay sobre la mesa seis proyectos para la prevención de nuevas riadas que andan perdidos en los despachos del Consell y del Govern. Lo denunciaba este sábado en mallorcadiario.com el alcalde Sant Llorenç, Mateu Puigròs, quien ya lo era en el momento de la torrentada.

Se trata de seis proyectos que presentó el ayuntamiento para reducir los riesgos de sufrir en la zona una nueva riada y que no acaban de tener el visto bueno por las idas y venidas entre el Consell y el departamento de Recursos Hídricos. Tres años después, estos proyectos no encuentran una resolución que les dé el visto bueno o que los modifique para ser reinterpretados y llevados a adelante, por mucho que los habitantes de Sant Llorenç, con Puigròs a la cabeza, los reclamen constantemente.

El hecho constituye una falta de sensibilidad que contrasta con la extraordinaria movilización de hace tres años, cuando centenares de voluntarios respondieron a la llamada solidaria para reconstruir la localidad, cuando el Ejército montó un puente en menos de 24 horas para que una parte del pueblo no quedara aislada o cuando el conjunto de las instituciones -incluidos los Reyes- se volcaron en el auxilio a esta zona de Mallorca.

El mayor desastre natural en la historia reciente de la comunidad aún reclama una atención justa; una atención que no se verá atendida hasta que las administraciones competentes no sean capaces de superar los impedimentos técnicos y burocráticos que desmerecen el esfuerzo solidario de hace tres años y que ponen en riesgo una zona que ya vivió una noche dramática aquel fatídico 9 de octubre.

Suscríbase aquí gratis a nuestro boletín diario. Síganos en Twitter y Facebook. Toda la actualidad de Mallorca en mallorcadiario.com.

Compartir en Meneame