www.mallorcadiario.com

meteo

El sábado, será nuboso en Baleares

El fin de semana, el último del verano, estará marcado por el paso de vaguadas en niveles medios de la atmósfera y que provocarán lluvias y tormentas fuertes y persistentes en gran parte de la Península donde además se "desplomarán" las temperaturas, especialmente en la mitad occidental, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en un aviso especial.

Datos de Aemet

Viernes con intervalos nubosos y baja probabilidad de precipitaciones en Baleares.

Datos de Aemet

La semana arranca con sol en Baleares y temperaturas máximas de hasta 32 grados.

Predicción de Aemet

La predicción meteorológica para este jueves 12 habla de precipitaciones hasta el mediodía.

Aemet

Comienza la semana con una jornada agradable en Baleares, aunque por la tarde el tiempo empezará a empeorar y hay posibilidad de chubascos. Todo ello antes de la previsible llegada de una DANA (depresión aislada en niveles altos) a partir del martes.

Máximas de 28 grados

Jueves que amanece despejado, pero que irá nublándose en Baleares. Las temperaturas máximas en ligero descenso alcanzarán los 28 grados.

Baleares vivirá un martes con cielos poco nubosos y baja probabilidad de chubascos. Las temperaturas máximas serán de entre 28 y 30 grados.

Aemet

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) pronostica para este miércoles 21 de agosto en Baleares una jornada con el cielo poco nuboso o despejado con algún intervalo de nubes altas a partir de la tarde.

La Agencia Estatal de Meteorología pronostica para este jueves, 15 de agosto, en Baleares: cielos poco nubosos o despejados.

La isla de Menorca al completo y gran parte de Mallorca se encuentran este lunes 5 de agosto en alerta amarilla por altas temperaturas, que pueden alcanzar los 37 grados.

La Agencia Estatal de Meteorología pronostica para este jueves, 18 de julio, en Baleares: Cielo poco nuboso o despejado con nubes de evolución diurna.

Temperaturas superiores a 20 grados

Mallorca ha duplicado durante este verano las noches tropicales, es decir las que registran temperaturas superiores a 20 grados, mientras que éstas han aumentado un 15 por ciento en Ibiza, y un 10 por ciento en Menorca.

Viernes complicado a nivel meteorológico en Mallorca. La Isla ha comenzado el día en alerta naranja, se ha elevado a roja sobre las 10 de la mañana y, una hora más tarde, se ha pasado a amarilla. Todo ello debido a la llegada de una línea de tormentas, que se ha organizado al sur y ha entrado por Palma y Llucmajor, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Nuevo episodio de gota fría en Mallorca. La Agencia Estatal de Meteorología ha elevado a nivel rojo (riesgo extremo) el riesgo por lluvias en el área de Tramuntana de Mallorca para este martes, hasta la madrugada del miércoles, mientras que se mantiene el aviso naranja por precipitaciones y tormentas para el resto del territorio y amarillo para la costa. Hasta las 20:00 horas, se han registrado 72 incidentes (60 en Mallorca, 8 en Menorca, 3 en Eivissa y 1 en Formentera) la mayoría por embarcaciones a la deriva, árboles caidos e inundaciones en edificios y establecimientos, aunque la imagen más llamativa de la jornada la han dejado las mangas marinas formadas en la costa de Calviá.

Temperaturas en descenso

Las nubes dominarán los cielos de Baleares este viernes 6 de septiembre, aunque por la tarde se irán estirando. La previsión apunta a la posibilidad de chubascos ocasionales y aislados.

Buen tiempo

Baleares vivirá un miércoles con cielos despejados y una subida de temperaturas, que alcanzarán máximas de 31 grados en Palma o Sa Pobla.

Adiós al calor y sol intenso de los últimos días. Este martes vuelven a Baleares los cielos con intervalos nubosos con probabilidad de alguna precipitación débil y ocasional.

Miércoles con nubes en las Islas. Las temperaturas se mantendrán estables. Baja probabilidad de chubascos.

Las precipitaciones en España son similares a las de hace cincuenta años, según un análisis elaborado por el Observatorio de la Sostenibilidad que, además, augura un importante descenso de las mismas en el noroeste peninsular y un aumento en el Levante en el horizonte de 2050.