www.mallorcadiario.com
Baleares, segunda Comunidad donde se practicaron más abortos en 2018

Baleares, segunda Comunidad donde se practicaron más abortos en 2018

miércoles 27 de noviembre de 2019, 17:06h
La Comunidad balear ya no es el territorio autonómico que detenta el liderazgo en la interrupción voluntaria de embarazos. Ahora es Cataluña la que ocupa la primera posición, según los datos que ha hecho públicos el Ministerio de Sanidad, este miércoles, correspondientes al año 2018.

Baleares registró en 2018 un total de 13,92 interrupciones voluntarias del embarazo por cada 1.000 mujeres, frente a los 13,94 de 2017, estando por encima de la media nacional y ocupando el segundo lugar con respecto a la mayor tasa de interrupciones voluntarias del embarazo, según los últimos datos que ha publicado este miércoles el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. De esta manera, las islas descienden un puesto en el escalafón, y ahora la primera posición corresponde a Cataluña, con 14,04 casos por cada 1.000 mujeres.

Así, a lo largo del pasado año, abortaron en Baleares 3.314 mujeres, la mayoría de ellas, concretamente 2.648, de ocho semanas o menos de gestación. Además, en 2.271 casos se trataba del primer aborto, 704 de estas mujeres lo habían hecho con anterioridad una vez; 224, en dos ocasiones; 72, en tres; 32 habían tenido antes cuatro abortos, y, finalmente, 11, cinco o más abortos.

Entre los motivos de interrupción, la mayoría fue a petición de la mujer; 49 por grave riesgo para la vida o la salud de la embarazada; 47 por riesgo de graves anomalías en el feto, y 50 por anomalías fetales incompatibles con la vida o enfermedades extremadamente graves e incurables.

Por edades, ocho de estas mujeres tenían menos de 15 años; 269, entre 15 y 19; 653 entre 20 y 24 años; 815, entre 25 y 29 años; 720, entre 30 y 34 años; 617, entre 35 y 39 años; 215, entre 40 y 44, y 17 más de 44.

Respecto al nivel de instrucción, 22 no tenían estudios, 444 contaban con el primer grado de formación, 1.181 tenían la ESO y equivalentes, 1.053 disponían del título de Bachillerato y ciclos de FP, y 511 habían accedido a estudios universitarios.

En el conjunto nacional, a lo largo de 2018 abortaron un total de 95.917 mujeres (11,12 por cada 1.000), lo que supone un incremento del 1,91 por ciento respecto a 2017.

TENDENCIA AL ALZA EN LOS DOS ÚLTIMOS EJERCICIOS

Aunque el Ministerio de Sanidad señala que, en términos estadísticos, estas cifras suponen una tendencia a la estabilización, el pasado año la subida ya fue del 1 por ciento. No obstante, lo cierto es que son datos muy por debajo de 2010, último año con la regulación anterior a la actual, cuando se registraron 113.031 interrupciones voluntarias del embarazo, con una tasa de 11,49 por cada 1.000 mujeres. El descenso es aún más destacado si se retrocede hasta el año 2008, cuando se produjeron 115.812 abortos (11,78 por cada 1.000).

Por otro lado, el pasado año, 310 niñas menores de 15 años afrontaron un proceso de interrupción voluntaria del embarazo; las chicas hasta 19 años representaron 9.518 casos; de 20 a 24, se dieron 20.595 casos; de 25 a 29 años, 20.876; de 30 a 34, 9.856; de 35 a 39, 16.953; de 40 a 44, 7.201, y en mayores de 44 años se produjeron 608 interrupciones voluntarias de la gestación.

En el grupo de mujeres menores de 20 años también se ha registrado un estancamiento, con 9.828 interrupciones, 73 más que en 2017. Representan el 10,25% del total de abortos y la mayoría (el 65,37%) interrumpe su embarazo antes de la semana 8 de gestación. Mientras, la tasa de abortos realizados en esta franja de edad (8,96 por 1.000) muestra un descenso hasta 2016. En 2010, era bastante superior, del 12,71 por 1.000.

REGISTROS POR EDADES

Concretamente, por edades, la mayor tasa se registra en el rango entre los 20 y los 24 años, situada en 18,59 IVE por cada mil mujeres, algo mayor que el año anterior (17,42). Le siguen las mujeres de entre 25-29 años, con una tasa de 16,73 (15,74 en 2017), y las de entre 30 y 34 años, con 13,85 (12,61).

En el rango de 19 y menos años se ha producido un leve aumento, de 8,96, por encima del 8,84 del 2017, y cerca de 8,97 del 2016. Entre 35 y 39 años, la tasa es de 9,51 mientras baja a 3,99 en la mayores de 40.

La propia petición de la mujer es un año más el motivo mayoritariamente alegado para la interrupción, con 90,44 por ciento (sube con respecto al 2017 89,75 por ciento), seguida del grave riesgo para la vida o la salud de la embarazada, con un 5,94 (baja respecto al 6,38 por ciento de 2017), el riesgo de graves anomalías en el feto, con el 3,32 por ciento (3,61 por ciento en 2017), y, muy minoritariamente, por anomalías fetales incompatibles con la vida que baja, que se sitúa en 0,28 por ciento (0,30).

El grueso de las intervenciones se realizaron en la octava semana o menos de embarazo (70,51 por ciento). Uno de cada cuatro (23,68) se hicieron entre las 9 y las 14 semanas, mientras que el resto se practicaron después de las 15 semanas de gestación.

Por comunidades, la mayor tasa de interrupciones voluntarias del embarazo se registra en Cataluña, con 14,04 casos por cada 1.000 mujeres entre 15 y 44 años, muy por encima de los 12,89 casos de 2017. De esta manera, desbanca a Baleares, que baja al segundo puesto con 13,92 casos. Siguen, a continuación, Madrid (12,74), Asturias (12,65), Murcia (11,68), Canarias (11,56) y Andalucía (10,38).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de mallorcadiario.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.