www.mallorcadiario.com
CaixaBank obtiene un beneficio de 90 millones de euros en el primer trimestre
Ampliar

CaixaBank obtiene un beneficio de 90 millones de euros en el primer trimestre

jueves 30 de abril de 2020, 09:37h
El Grupo CaixaBank, presidido por Jordi Gual y cuyo consejero delegado es Gonzalo Gortázar, obtuvo en el primer trimestre del año un beneficio atribuido de 90 millones de euros, un 83,2% menos respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, tras el esfuerzo de cobertura de riesgos que incluye una provisión extraordinaria de 400 millones en un ejercicio de prudencia por la afectación que podría tener la COVID-19 en los resultados futuros de la entidad. Como consecuencia de los impactos de la pandemia, la entidad ha dejado sin efecto los objetivos financieros previstos para 2021.

Desde el primer día del estado de alarma, el banco ha estado funcionando a plena capacidad como proveedor esencial de servicios. Aproximadamente, el 90% de la red de CaixaBank se ha mantenido abierta desde el 16 de marzo. Cada oficina ha contado con diversas medidas, como turnos de teletrabajo o medidas de flexibilidad horaria, para establecer su propia organización y se ha aplicado un estricto protocolo de medidas de seguridad para proteger a clientes y empleados.

Actualmente, un 50% de los profesionales de la red se encuentran en situación de teletrabajo, así como la práctica totalidad de los empleados de servicios centrales y de las direcciones territoriales. Además, se han reforzado los servicios y capacidades digitales para que los clientes pudieran realizar operaciones y consultas online y también la operativa de los más de 9.000 cajeros de los que dispone la entidad.

CAIXA BANK, COMPROMETIDO CON LA RECUPERACIÓN Y LOS CLIENTES

Hasta el 23 de abril, más de 147.000 clientes han solicitado una moratoria. La entidad ha gestionado un total de 220.000 solicitudes: 95.000 de moratoria hipotecaria y 125.000 de consumo, que afectan a una cartera cuyo importe asciende a 8.500 millones. Como entidad asociada a la CECA, ha asumido el compromiso de extender temporalmente el aplazamiento del pago del principal, tanto para los colectivos más vulnerables que están incluidos en el Real Decreto-ley como para clientes que se han
visto afectados por la crisis.

El crédito a la clientela bruto alcanza los 231.367 millones de euros con un crecimiento del 1,7% en el trimestre, como consecuencia del aumento del crédito a empresas. Desde el inicio del estado de alarma y hasta el 23 de abril, CaixaBank ha concedido 14.000 millones de euros al sector empresarial, al margen de las líneas ICO, destinados a facilitar la financiación de las grandes empresas, pymes, autónomos y emprendedores, ayudando a la recuperación del tejido productivo.

Además, desde el inicio de la comercialización de las líneas ICO COVID-19 y hasta el 28 de abril, CaixaBank ha gestionado 128.700 solicitudes de sus clientes por un importe total de 11.140 millones de euros. CaixaBank ya ha abonado 3.700 millones de euros de estas peticiones.

El crédito a particulares -otras finalidades- disminuye un 1,6% en el trimestre aunque el crédito al consumo evoluciona en positivo (+1%) por la buena actividad comercial de los dos primeros meses del trimestre. En cambio, el crédito para la adquisición de vivienda (-0,9% en el trimestre) sigue marcado por el desapalancamiento de las familias en línea con la tendencia de trimestres anteriores, con un ligero impacto derivado de la menor producción hipotecaria en la segunda quincena de marzo.

Por otro lado, los recursos de clientes se sitúan en los 376.560 millones de euros (-2,0% en el trimestre), impactados, esencialmente, por la evolución negativa de los mercados, que afecta a los activos bajo gestión, que disminuyen hasta los 92.343 millones de euros. Sin este efecto, la evolución de los recursos hubiera sido positiva (+1%).

También crece el ahorro a la vista hasta los 192.904 millones de euros (+1,8% en el trimestre), a pesar de la estacionalidad positiva del cierre de año, gracias a la fortaleza de la entidad y la liquidez de grandes clientes.

CaixaBank es el banco principal para uno de cada cuatro clientes minoristas en España. La cuota de penetración de particulares se sitúa en el 27,8%, un 24,4% como primera entidad y consolida sólidas cuotas de mercado en los principales productos y servicios. Asimismo, la entidad refuerza su liderazgo en banca digital con 6,5 millones de clientes digitales, con un firme compromiso con la transformación digital y apuesta por el acompañamiento a las empresas innovadoras con potencial de crecimiento.

En cuanto a la actividad del negocio, el resultado del trimestre refleja la buena marcha comercial hasta mediados de marzo. Destaca el crecimiento de los ingresos core en la evolución interanual, que se sitúan en 2.045 millones de euros (+0,9%), tras una sólida evolución hasta el mes de febrero, ya que crecían a un ritmo del 3,7%. El margen de intereses asciende a 1.200 millones de euros (-3% respecto al mismo periodo de 2019) impactado principalmente por la menor aportación de la cartera crediticia y de renta fija, en un entorno de tipos de interés negativos.

En la evolución del margen bruto influye la reducción del resultado de operaciones financieras, por la evolución de los mercados y la menor contribución de las participadas, ya que se han registrado menores resultados atribuidos en previsión del contexto económico actual. Por otro lado, se refleja una buena evolución de los ingresos y gastos amparados por contratos de seguros y comisiones. Los ingresos por comisiones se sitúan en 658 millones de euros, +7,6% respecto al mismo periodo de 2019 y un -5,1% respecto al trimestre anterior.

Además, los gastos de administración y amortización se reducen en su evolución interanual un 1,3% tras la gestión de la base de costes. Los gastos de personal decrecen un 3,3%, materializando los ahorros asociados al acuerdo laboral de 2019, que compensan el incremento vegetativo. Por otra parte, los gastos generales disminuyen un 1%.

La evolución del epígrafe de pérdidas por deterioro de activos financieros y otras provisiones está impactado por la prudencia, ya que se refuerzan las provisiones para riesgo de crédito ante el nuevo escenario ecónomico, por un importe de 400 millones de euros, que se irán actualizando los próximos meses con nueva información disponible.

Para calcular esta provisión, se han utilizado escenarios con previsiones económicas internas, con distintos niveles de severidad, que incorporan los efectos en la economía de la crisis sanitaria motivada por la COVID-19, otorgando asimismo cierto peso a las proyecciones macroeconómicas alternativas con un sesgo menos coyuntural.

La combinación de escenarios permite mitigar la incertidumbre en las proyecciones en el contexto actual y la prociclicidad de los modelos de riesgo de crédito en línea con las recomendaciones de los organismos supervisores.

También incide en esta partida el registro en otras dotaciones a provisiones de 109 millones de euros asociados a prejubilaciones acordadas a finales de febrero para 229 empleados y que generará ahorros adicionales a partir del segundo trimestre del año. CaixaBank ya preveía llevar a cabo esta medida desde el año pasado, ya que el compromiso de negociación se incluyó en el acuerdo laboral firmado con los representantes sindicales en mayo de 2019.

ÓPTIMA GESTION DE LA SOLVENCIA Y LIQUIDEZ

Los activos líquidos totales se sitúan en 96.227 millones de euros, con un crecimiento de 6.800 millones de euros en el trimestre debido principalmente a la aportación de colaterales en la póliza del BCE.

Por otro lado, el Liquidity Coverage Ratio del Grupo (LCR) a 31 de marzo es del 234%, lo que demuestra una holgada posición de liquidez (185% LCR media últimos 12 meses), muy por encima del mínimo requerido del 100%.

El saldo dispuesto de la póliza del BCE a 31 de marzo de 2020 se sitúa en 33.759 millones, de los que 1.409 millones corresponden a TLTRO II, 9.025 millones a TLTRO III y 23.325 millones a LTRO. En el primer trimestre de 2020 se ha devuelto anticipadamente 2.500 millones de TLTRO II y se ha tomado LTRO extraordinario del BCE por importe de 21.500 millones de euros y 2.000 millones de dólares (equivalente a 1.825 millones de euros).

Respecto a la posición de capital, la ratio Common Equity Tier 1 se sitúa en el 12%. En el primer trimestre se recogen +32 puntos básicos por el impacto de la reducción del dividendo previsto con cargo al 2019. En un ejercicio de prudencia y responsabilidad social, se redujo el dividendo del ejercicio 2019 y se ha modificado la política de dividendos para el ejercicio 2020 pasando a la distribución de un dividendo en efectivo no superior al 30% del beneficio neto reportado.

También ha influido en la evolución de la ratio CET 1 la aplicación del transitorio de la normativa IFRS9 (+13 puntos básicos). Por otro lado, la evolución orgánica del capital en el trimestre ha sido de -10 puntos básicos, principalmente, por el aumento de los activos ponderados por riesgo derivados del crecimiento del crédito y -37 puntos básicos por la evolución de los mercados y otros impactos.

Asimismo, la ratio Tier 1 se sitúa en el 13,5%, la ratio de Capital Total en el 15,8% y el leverage ratio en el 5,4%. En relación con el requerimiento de MREL (22,5% de los APRs a partir del 1 de enero de 2021) a 31 de marzo, CaixaBank cuenta con una ratio sobre APRs del 22,6% considerando la totalidad de los pasivos actualmente elegibles por la Junta Única de Resolución.

Tras considerar nuevos aspectos regulatorios y supervisores, el Consejo de Administración acordó reducir al 11,5% el objetivo de la ratio de solvencia CET1 establecido en el Plan Estratégico 2019- 2021, dejando sin efecto el objetivo de una ratio CET1 del 12% más un margen adicional del 1% que estaba destinado a absorber los impactos de la implementación de Basilea IV y otros impactos regulatorios, cuya implementación se retrasará.

GESTIÓN EFICIENTE DEL RIESGO Y LA MOROSIDAD

La ratio de morosidad se mantiene estable y en niveles muy reducidos en el trimestre (3,6%) y la ratio de cobertura se incrementa hasta el 58% (+3 puntos porcentuales desde diciembre).

La cartera de adjudicados netos disponibles para la venta en España es de 961 millones de euros (+3 millones de euros en el primer trimestre) con una ratio de cobertura del 40%. Asimismo, la cartera de alquiler en España se sitúa en 2.029 millones de euros (-65 millones de euros en el trimestre).

El total de ventas de inmuebles en 2020 se sitúa en 95 millones de euros.

Desde que comenzó la crisis de la COVID-19, CaixaBank ha activado un amplio paquete de medidas con el objetivo de atenuar los efectos económicos del coronavirus y apoyar las necesidades de empresas y particulares. Además de todas las líneas de financiación establecidas por la entidad, CaixaBank ha puesto en marcha medidas focalizadas en los clientes particulares y en la sociedad, entre otras:


Los clientes pensionistas de CaixaBank han visto cómo se avanzaba el día del abono de la pensión (diez días antes en abril) y cómo se ponía en marcha un plan de atención de manera prioritaria a las personas mayores. Por otro lado, todos los clientes de CaixaBank con derecho a prestación por desempleo y que hayan cobrado la misma el mes pasado han podido disponer de esos fondos desde el pasado 3 de abril, siete días antes de lo habitual. Se ha adelantado la prestación de desempleo o pensión a 2,4 millones de clientes.


La compañía aseguradora del Grupo CaixaBank, VidaCaixa, con 7,3 millones de euros, ha liderado las aportaciones a la iniciativa colectiva de la patronal aseguradora Unespa para impulsar un seguro de vida colectivo que cubrirá a todos los sanitarios españoles durante seis meses en caso de muerte o de hospitalización por la COVID-19.


• En el ámbito de la vivienda, además de adherirse a la moratoria hipotecaria planteada por el Gobierno, CaixaBank ha condonado a partir de abril las rentas a los inquilinos de viviendas propiedad de su filial inmobiliaria BuildingCenter, si cumplen las condiciones establecidas. Esta medida estará en vigor hasta el mes en que se decrete la finalización del periodo de alarma.


CaixaBank ha puesto en marcha un plan de apoyo al pequeño comercio, en el marco de la actual crisis que ha llevado al cierre de una gran parte de los establecimientos comerciales. Las medidas tomadas engloban financiación específica, la bonificación de comisiones por TPV y el lanzamiento de una nueva solución tecnológica de e-commerce que CaixaBank pone a
disposición de los pequeños comerciantes para ayudarles a impulsar las ventas online.


• Para facilitar la operativa del cliente y evitar desplazamientos a cajeros lejos de su domicilio, CaixaBank no repercute el coste de uso de cajeros de otra entidad financiera española para los reintegros a débito.

• La entidad ha activado el voluntariado online a través de su Asociación de Voluntarios. De esta forma, más de 500 voluntarios están organizando, de la mano de entidades sociales repartidas por toda España, iniciativas digitales dirigidas a diversos colectivos.


• Asimismo, CaixaBank ha reforzado su línea de colaboración con administraciones públicas y entidades sociales para emitir de forma urgente más de 200.000 tarjetas de ayudas sociales durante el estado de alarma por la COVID-19.


Se ha impulsado, junto con la Fundación “la Caixa”, la campaña solidaria “Ningún hogar sin alimentos” para responder, de forma excepcional, a la emergencia social derivada de la actual crisis sanitaria y social. El objetivo es recaudar el máximo posible de alimentos y fondos para cubrir las demandas habituales, que se han visto afectadas por la situación actual.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

0 comentarios