www.mallorcadiario.com
Cort confirma haber sufrido una ciberestafa de más de 300.000 euros

Cort confirma haber sufrido una ciberestafa de más de 300.000 euros

lunes 06 de junio de 2022, 13:58h

El Ayuntamiento de Palma ha confirmado este lunes haber pagado más de 300.000 euros a unos presuntos estafadores que se hacían pasar por una empresa de limpieza.

El fraude se ha realizado mediante el sistema de 'phishing' o suplantación de personalidad, presentando un falso certificado de titularidad bancario, que presentaba el sello oficial del banco y una firma electrónica.

El concejal de Hacienda, Innovación y Función Pública, Adrián García, ha asegurado que los hechos han sido inmediatamente denunciados ante la Policía Nacional, con la que el Ayuntamiento está en estrecha colaboración "y que está realizando un gran trabajo, con importantes avances en la investigación".

El Ayuntamiento se ha personado en las diligencias previas. Desde Cort han señalado que, recientemente, el Ayuntamiento de Barcelona sufrió una estafa con un procedimiento muy similar. El Consistorio barcelonés transfirió el importe de 13 facturas a la cuenta de unos estafadores por importe de 350.000 euros.

El regidor Adrián García, junto con personal del área de Hacienda, convocó a la Junta de Portavoces para poner estos hechos en conocimiento de todos los grupos municipales, quieres mostraron su apoyo al trabajo del departamento.

PROCEDIMIENTO DE PHISING

Según ha detallado Cort, a finales del pasado mes de febrero se recibió un correo electrónico en Tesorería, procedente de la Sección de Contratación, que reenviaba un correo aparentemente de la empresa Samyl, adjudicataria del servicio de limpieza municipal, en el cual se indicaba que estaban en proceso de cerrar su cuenta bancaria y que adjuntaban los datos de la nueva cuenta donde realizar los pagos.

Siguiendo el protocolo establecido, desde Tesorería se indicó que para realizar el cambio de cuenta debían enviar un certificado de titularidad bancario firmado y sellado que demostrara que la nueva cuenta pertenecía a su proveedor autorizado.

En respuesta, se envió un correo adjuntando un certificado del banco, con un sello y una aparente firma electrónica, que aparentaba ser verdadero. En fecha 8 de marzo se pagaron dos facturas a la cuenta indicada, por importe de 39.498,27 y 263.652,20 euros (en total 303.150,47 euros).

Posteriormente, la empresa Samyl reclamó el pago de estas facturas, cuando se descubrió el fraude. El mismo día, personal de Tesorería, Intervención y Servicios Jurídicos Municipales se personaron en las oficinas de la Policía Nacional para interponer la correspondiente denuncia. También se comunicó de forma inmediata a los dos bancos afectados y a la empresa, que también ha denunciado los hechos. El departamento de Hacienda indagó si había más casos similares y se ha comprobado que no.

En este sentido, el Ayuntamiento ha destacado que "en ningún caso se trata de un problema informático, sino un documento falsificado dentro del gran volumen de facturas y documentos que se gestionan a diario".

Con el fin de extremar todas las medidas ante este tipo de hechos delictivos, el concejal de Hacienda se reunió con la entidad bancaria donde operaban los presuntos delincuentes. Desde Cort han recordado que se trabaja desde hace unos meses en un plan de refuerzo del departamento de Hacienda. Además, desde Tesorería se han emitido instrucciones para reforzar la seguridad en el protocolo para la aportación de certificados de titularidad bancaria, para impedir que se repita un caso similar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Compartir en Meneame