www.mallorcadiario.com

Cort debe actuar para frenar la degradación de Es Carnatge

lunes 21 de febrero de 2022, 00:00h

Los vecinos de Coll d'en Rabassa y Can Pastilla critican la degradación y el aumento de la inseguridad que lleva ya un tiempo produciéndose en Es Carnatge, a pesar de ser uno de los últimos entornos incorporados al catálogo de espacios naturales protegidos de Palma. La zona, frecuentada por cientos de ciudadanos que buscan hacer deporte, caminar, pasear con sus mascotas o cualquier otra actividad de ocio al aire libre se ha convertido en un foco de degradación, suciedad y escenario de encuentros sexuales entre desconocidos -el llamado cruising- con lo que Es Carnatge se suma a la lista de puntos negros del que ya forman parte el bosque de Bellver, algunas zonas de sa Taulera y la estación Intermodal de Plaza España.

La práctica del cruising y el exhibicionismo se llevan a cabo en Es Carnatge a cualquier hora del día, independientemente de la presencia de ciudadanos -a menudo, familias- que haya en la zona. Los vecinos han denunciado la situación a la Policía Local en reiteradas ocasiones, pero sus demandas no han logrado aún que se establezca un mayor control sobre la zona.

La muerte a principios de mes de un hombre que vivía en una casa abandonada en la zona boscosa de Es Carnatge ha vuelto a poner sobre la mesa la inseguridad que sufre este entorno -la Policía investiga las causas del suceso a la vez que la asociación Ben Amics ha denunciado que la víctima había sido objeto de ataques homofóbicos-. Por ello, las asociaciones de vecinos han redoblado sus esfuerzos para que Cort actúe con mayor decisión aunque, de momento, la respuesta municipal es que no hay más efectivos policiales para atender sus demandas.

El Ayuntamiento de Palma aprobó el Plan Especial de Protección de Es Carnatge en mayo de 2019 -siendo teniente de alcalde de Urbanismo el actual primer regidor, José Hila, y cuando la actual responsable de Modelo de Ciudad, Neus Truyol, ocupaba la concejalía de Medio Ambiente-. Desde entonces, la degradación, la inseguridad y la suciedad de Es Carnatge han ido a más.

No basta pues con fijar sobre el papel la protección de una zona natural como la de Es Carnatge. Cort debe destinar mayor vigilancia policial y recursos para mantener la zona segura y sin basuras. La degradación no puede adueñarse de una zona natural protegida y tan frecuentada por los ciudadanos de Palma.

Suscríbase aquí gratis a nuestro boletín diario. Síganos en Twitter y Facebook. Toda la actualidad de Mallorca en mallorcadiario.com.

Compartir en Meneame