www.mallorcadiario.com

El atronador silencio del coronavirus

domingo 29 de marzo de 2020, 05:00h

Me asomé, una de estas noches, al balcón de mi hogar y me impresionó el silencio que reinaba en esta ciudad. Nunca había podido imaginar que Palma de noche estuviera sumida en ese silencio total.

Toda nuestra vida ha cambiado de repente, en unas horas el bullicio al que estábamos acostumbrados y sumergidos, desapareció.

Cuando salgamos de esta, que saldremos, nada va a ser lo mismo. Creo que estamos aprendiendo a valorar lo que realmente merece la pena y lo que es superfluo, y por lo tanto prescindible.

Aprovechemos este parón en nuestras vidas para que el atronador silencio de los momentos que estamos viviendo nos haga oír lo que de verdad vale la pena vivir y luchar.

No desperdiciemos esta oportunidad que nos da la historia para recomenzar poniendo otra vez en su lugar los valores y las prioridades que posiblemente el trajín de aquella vida que llevábamos hace unos días había trastocado.

La solidaridad y generosidad que vemos en tantos conciudadanos no puede caer en saco roto, nos debe hacer reaccionar y al volver al tremendo rugir del asfalto, nuestra actitud ante la vida, la familia, los amigos, el trabajo y la sociedad debe ser otra.

Y guardemos en nuestra alma ese atronador silencio de estos días como bálsamo para rectificar cuando arrastrados, otra vez, al ir y venir de una vida demasiada veloz, nos encontremos despistados y desbordados por los acontecimientos cotidianos.

Quedémonos en casa y atesoremos ese atronador silencio que añoraremos cuando volvamos .

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Noticias de Mallorca

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.