www.mallorcadiario.com

El camarote de los Marx

miércoles 15 de enero de 2020, 02:00h
Una larga, larga lista, de ministros, ministras, vicepresidentes varios y varias, bajo la batuta del gran fraude de este siglo y de parte del anterior. Un hombre que, es incapaz de mantenerse en sus principios por la sencilla razón de que solamente tiene uno, y lo ha logrado; dormir en la Moncloa. Después de esos ocho meses de lucha y diez segundos de parto, se ha aposentado sobre el gran pedestal presidencial, para, desde él, regir los destinos de este mí país. Unos destinos que se anuncian repletos de ecologismo, feminismo, igualitarismo, marxismo, animalismo, lgtbismo, anticristianismo, laicismo y, sorpresa, nepotismo. En este camarote caben todos, incluso las parejas, sean de quienes sean, ya que, lo ha dicho la ministra de Hacienda, “que cada uno aporte según su capacidad y todos recibamos lo que necesitamos”, y, según parece, la capacidad no es sino un sinónimo de emparejamiento con el mando. Un mando que está dispuesto a hacer cuanto sea conveniente para mantenerse en él, aunque huela a la más completa de las inmoralidades políticas. De ministra a fiscal jefe, sin problema, con un par, que para eso la Fiscalía depende del gobierno, dijo el hombre fraude. El hombre que decía no poder dormir con solo pensar en aunar gobierno con el comunista Iglesias. Todavía no comprendo como este hombre “casta” no se ha cambiado el apellido añadiendo algún “Pérez”, más guion, para alejarse de la santa curia eclesiástica.

Desde tal componenda marxista, ya no nos hallamos ante un gobierno para soñar, sino con un camarote repleto de personajes dispuestos a vivir y hacernos vivir una pesadilla. Sánchez, Iglesias, Ábalos, Montero, han sido raudos en olvidar sus anteriores palabras y discursitos, y los nuevos, no han tardado ni media hora desde que palparon la cartera para cambiar sus anteriores afirmaciones, como lo demuestra el del ramo de la Seguridad Social, antes en quiebra destructiva, y ahora, por arte de birlibirloque, con el déficit a punto de desaparecer en un plis plas. Es la capacidad de la que habla la hacendosa Montero, la cual, lamentablemente, se olvida del esfuerzo que nos va a significar a los españoles el eliminar ese déficit con cargo a los presupuestos, o sea, con la carga de más impuestos. Ahí está la pesadilla que para el ciudadano va a significar ese gobierno de ensueño que, de principio, no cabe ni en la bancada azul de Congreso. Pero tanto da, paga el pueblo. La tarima del Congreso, como el papel, lo soporta todo, desde eximios Castelar a travestis de gente a casta.

Y llegados a este punto, casi dos docenas de personajes de variopinto talante, con sus personalismos, sus idealismos y sus egocentrismos, deben entenderse, cohabitar, congeniar, sin pisarse ningún callo, en los siguientes temas; reforma electoral para evitar bloqueos, pacto educativo, estrategia contra la despoblación, respuesta conjunta frente al independentismo en Cataluña, impedir que la gobernabilidad de Navarra y País Vasco dependa de ETA, estrategia demográfica contra la despoblación de España , un renovado pacto contra la creciente violencia de género, reforma del C. Penal y de la prisión permanente revisable, examen de las pensiones, unidad de acción en los grandes temas relativos a la defensa y la política internacional, sea USA, sea Israel, renovar el poder judicial, solucionar la financiación de Podemos por Evo Morales, atender las revisiones de la Comisión Europea en cuanto al déficit y aprobar un proyecto de presupuestos generales del Estado haciéndolos llegar al Congreso a refrendo de los grupos parlamentarios suficientes. Todo ello en la estrechez del camarote “monclovita” y con el duro seguimiento de la oposición y de algún que otro francotirador de la bancada no socialista.

Espléndido panorama que se adereza con la pregunta de cómo se van a entender una crecida vicepresidenta feminista, una vicepresidenta encarnizadamente comunista, otra fanáticamente ecologista y una última representante del capitalismo a la europea. Es decir, una menestra que no se sabe si se come con cuchara o con tenedor.

Gobierno para soñar que, encima, pretende tener una sola palabra, al tiempo que gestionar, proyectar y ejecutar con total transversalidad hasta llegar a la cima de la presidencia, alma mater y páter de todo cuanto haya pergeñado el respectivo ministro. Este contemplará, ensoñado, como su “capacidad” es explotada en su éxito por una sola palabra, Presidencia. Nos esperan tiempos triunfales, con ruedas de prensa encandiladoras, pero poco más. El berrinche será continuo, al tiempo que la presión fiscal se nos hará insoportable. Pero…, silencio en las aulas. Nada de contradecir al gobierno, pronto será un delito contrarrevolucionario, sancionable por desafección al régimen progresista. Este es dios para los hombres y mujeres que dicen trabajar por y para los pobres, mientras ellos pasan a la casta de los ricos.

Y, enharinándolo todo, Redondo jefe de Gabinete presidencial y muchas cosas más, Gran Hermano de todo el ejecutivo. Iván ya es sinónimo de poder, de todo el poder. Sin duda alguna, este hombre ha logrado hacer de un mediocre personaje, un político capaz de endosarnos un gobierno redondo, con perspectiva de futuro vista a treinta años. Hay que reconocer que son modestos; Hitler hablaba de mil años, los ocupantes del camarote de los Marx solamente de treinta. Será que están estrechos.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de mallorcadiario.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.