www.mallorcadiario.com

El Islam necesita un brand manager

lunes 28 de agosto de 2017, 08:16h

Ya, vale que el Islam no es una marca o una empresa, ni siquiera una organización internacional. No es un ente dotado de personalidad jurídica, y aún así qué duda cabe se su presencia internacional casi al nivel de la Coca Cola.

Con ocasión de los atentados de Barcelona y Cambrils, se desataron todo tipo de controversias en torno a la fe islámica, motivo por el cual salieron voces que reclamaban que calara el mensaje de “el Islam es paz”. Sin duda, visto desde el punto de vista de la comunicación corporativa, esta religión (como sujeto abstracto) ha requerido de lo que llamamos un “gabinete de crisis” para frenar la ola de mensajes en contra que se han lanzado estas últimas semanas. No creo que se pueda decir que el resultado le haya sido cien por cien positivo.

Sí, los atentados, más que hacer aflorar mensajes racistas en torno a la cruenta Yihad, ha hecho aflorar otras cuestiones colaterales que ya flotaban en el ambiente desde hace tiempo. Me refiero sobretodo a la supuesta facilidad de muchas familias magrebíes para obtener ayudas y subsidios en nuestro país, y a la discriminación que la fe de Mahoma fomenta contra la mujer.

El objeto de este artículo no es entrar en el fondo de ambas cuestiones, sino hacer ver que, por mucho que musulmanes hayan salido a las plazas durante esta semana para predicar las bonanzas del Islam (en Mallorca unos 200), no se ha conseguido paliar el estigma, máxime cuando muchos han considerado esta cifra como irrisoria.

El caso más ejemplificativo es que Para la sociedad occidental -excepto para quienes se apresuran en poner el ejemplo de las monjas-, el trato que reciben la mayoría de las mujeres musulmanas no es propio de un entorno de paz, puesto que no podemos entender ni la paz ni la evolución en un ámbito de notoria discriminación por razón de sexo.

Siendo así, aún le queda mucho por hacer al director de marca (entiéndase la metáfora) del Islam para que el mensaje de concordia que se quiere lanzar realmente cale en la sociedad occidental. Os doy la pista: todo buen director de comunicación ha de tener voz y ser tenido en cuenta en los consejos de dirección a la hora de diseñar las acciones a emprender.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

4 comentarios