www.mallorcadiario.com

El Mediterráneo, zona cero del cambio climático

sábado 12 de octubre de 2019, 00:00h

Todas las alarmas se han disparado después de conocerse las conclusiones del primer estudio sobre el impacto que el cambio climático tendrá en la región mediterránea. El estudio, presentado esta semana por la red Mediterranean Experts on Climate and Environmental Change (MedECC), prevé -entre otras cosas- un incremento de la temperatura de 2,2 grados centígrados en 2040 y la subida de un metro en el nivel del mar en 2100.

El estudio, avalado por el Foro Regional de la Unión por el Mediterráneo (UpM) reunido en Barcelona, concluye que el cambio climático -de no actuar en la línea de los objetivos marcados por el Tratado de París- afectará a recursos "esenciales" para la vida en la región. Así, una larga lista de malos augurios en materia de agricultura, pesca, enfermedades, contaminación, tensiones migratorias... son relatados en un estudio que pone en jaque el futuro de una región en la que viven 500 millones de personas -entre ellos, los ciudadanos de Baleares- y que se calienta un 20 por ciento más rápido que la media global.

La alerta sobre las consecuencias que puede conllevar el cambio en el clima no es nueva, pero nunca antes se habían precisado sus efectos de una forma tan localizada en la región mediterránea, que ha pasado a convertirse en la zona cero de cambio climático. El deshielo de glaciares o el aumento de las zonas desérticas -imágenes recurrentes a la hora de hablar de cambio climático- suelen observarse como fenómenos lejanos a nuestra geografía, pero no son más que los efectos de un proceso que nos afecta de una forma más directa de lo que imaginamos.

El combate contra el cambio climático sólo puede acometerse de una manera global, pero a un nivel local -incluso particular- también pueden adoptarse iniciativas que ayuden a frenar un proceso que alterará las bases de nuestra propia existencia. Los datos son tozudos y el margen de actuación cada vez menor.


Compartir en Meneame