www.mallorcadiario.com

Entre diamantes y hamburguesas

martes 19 de octubre de 2021, 05:00h

Recientemente he podido conocer un nuevo proyecto empresarial que me ha devuelto la confianza en la capacidad humana de reinventarse y en un posible futuro más sostenible en el que consigamos mantener nuestra especie en armonía con el planeta.

La empresa, nacida en Silicon Valley, se llama Diamond Fundry y ha conseguido la increíble hazaña de producir diamantes de forma sintética. Empezando con el desarrollo de un software capaz de entender las condiciones en que la física permite la creación de este codiciado cristal también ha conseguido utilizar la energía solar para alimentar sus reactores de plasma que alcanzan la temperatura necesaria para conseguir la creación de un diamante. Estamos hablando de pura ciencia ficción ya que con sus reactores consiguen alcanzar la misma temperatura que las capas exteriores del sol creando un plasma de una densidad energética como nunca antes se había conseguido y que posteriormente consigue enfriar con un proceso controlado. Gracias a esta innovación y como dice la misma empresa consiguen producir diamantes asequibles, sin huella de carbono, sin financiar conflictos, sin movimiento de tierras, afectación de la vida silvestre, ni agua subterránea contaminada. Los diamantes no solo son uno de los objetos de lujo más reconocidos, sino que también tiene usos industriales en semiconductores, coches eléctricos y 5G de forma que su demanda es muy alta.

Curiosamente esta empresa, con un capital social de 100 MM de dólares, cuenta como socio principal con el popular y millonario actor Leonardo di Caprio que es también un conocido defensor del medioambiente y activista ecológico. Precisamente hace 16 años protagonizó y rodó una película con 5 nominaciones a los oscars “Diamantes de sangre” que narraba la realidad escondida tras los diamantes extraídos de las montañas de Sierra Leona durante su guerra civil en los 90. El actor quedó impactado tras conocer las condiciones en las que las personas extraían las piedras además de la organización corrupta y empresarial en torno a este negocio. El destino le ha dado la oportunidad de invertir en una empresa que ha conseguido una tecnología disruptiva capaz de crear diamantes de una pureza similar a la natural de una forma totalmente sintética.

La empresa americana que tiene su primera planta de producción en California ha decidido localizar su segunda planta en la localidad española de Trujillo donde todo indica que este municipio de Cáceres con algo más de 9.100 habitantes recibirá una inversión de 876 MM de Eur creándose 300 puestos de trabajo directo. Los planes son construir una planta de 30.000 m2 en 3 años. Las condiciones de captación de energía solar, el coste de mano de obra, la seguridad jurídica y las facilidades de la comunidad autónoma han decidido que la empresa confíe su segunda industria a España. Los empresarios esperan conseguir que los fondos next generation financien hasta en un 50% la inversión total necesaria. En principio la planta de Trujillo estará más enfocada a la producción de diamantes para uso industrial que para el mercado del lujo. Esta oportunidad empresarial será una realidad gracias a dos empresarios españoles que han sido claves en todo este proceso, Rafael Benjumea y Antonio Ruiz-Giménez.

La conocida revista TIME publica cada año los 50 inventos más disruptivos y curiosamente en el año 2018 incluyo a la empresa Diamond Fundry tras haber creado un anillo de diamantes que fue subastado por 461.250 dólares y adquirido por la fundación “Bill and Melinda Gates Foundation” que destinó los fondos a la causa del sida en África. En este mismo año otro de los galardonados fue la empresa Beyond meat que ha sido capaz de fabricar hamburguesas y salchichas también de forma sintética y con alimentos 100% vegetales como la proteína de guisante. Esta empresa que está participada por Bill Gates también ha desarrollado una tecnología que puede ayudar igual o más que Diamond Fundry a la hora de conseguir la sostenibilidad del planeta. Por mi parte no tengo intención de comprar ningún diamante real o sintético, pero si puedo ya decir que consumo las hamburguesas Beyond meat que si bien es cierto que aún siguen siendo caras están muy buenas y consigo ayudar de esta forma a la sostenibilidad de nuestro planeta. Como oí algún decir, es mejor muchas personas haciendo pequeñas acciones que unos pocos haciendo grandes hazañas. Confío que con la tecnología y con la participación de muchos podemos conseguir darle la vuelta a la situación que atraviesa el planeta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios