www.mallorcadiario.com
'Muchos adultos nunca revelan que sufrieron abuso sexual siendo niños'
Ampliar

"Muchos adultos nunca revelan que sufrieron abuso sexual siendo niños"

sábado 10 de agosto de 2019, 00:15h

Rana nació al ver que no existía un plan de actuación conjunto de prevención y actuación contra el abuso sexual. Imparten talleres para sensibilizar a la sociedad, sesiones de prevención a los niños, y atención psicológica adultos entre otras cosas. La impulsora, Elizabeth Homberg, hace una valoración positiva de la trayectoria de la asociación y cree que España cada vez está más cerca del norte de Europa y Estados Unidos en concienciación sobre este tema.

Rana es una fundación que fue creada en 2006 por Elizabeth Homberg y la psiquiatra infantil Miquel Mas Vidal. Su cometido es visibilizar a todos los niños y niñas jóvenes que sufran en silencio el abuso sexual. Para ello realizan tareas de sensibilización social en colegios e institutos tanto a los alumnos como a las familias. Para ayudar a la concienciación también imparten formación a profesores y orientadores y a más profesiones que tratan con niños pequeños para que sepan como detectar y actuar en estos casos. La fundadora de la asociación, Elizabeth Homberg, explica a mallorcadiario.com cómo comenzó la asociación; su labor humanitaria y los siete pasos para prevenir un abuso sexual, entre otras cuestiones.

¿En qué momento y cómo nació la idea de crear la Fundación Rana?

Estuve tres años aprendiendo desde fuera y desde dentro cómo funciona la estructura de actuación y prevención contra el abuso sexual. Allí está mucho más desarrollado, las instituciones actúan conjuntamente y la sociedad está concienciada. Existía un programa de “siete pasos” para prevenir estas situaciones. Al ver que Baleares no disponía de un procedimiento ordenado entre instituciones y tampoco una formación sobre el tema, decidí trasladarlo aquí. Después de hablar con personas de diferentes ámbitos –educación, salud, servicios sociales, policía y juzgados–, entendí que todos deberíamos trabajar como un equipo para detectar a los abusadores y los pongamos en la cárcel.

¿Cuáles son los siete pasos?

Primeramente hay que conocer el problema y entender que los padres son responsables de estar al tanto de todo para que no se produzcan estas situaciones. En segundo lugar, se debe conocer a toda persona que vaya a estar a solas con el pequeño y tener un seguimiento de lo que hace. En tercer lugar, romper el tabú y tratar estos temas con los niños para que sepan que el peligro existe. Por consiguiente, hay que al tanto de las señales físicas, como irritaciones o dolores; y psicológicas, como un repentino cambio del comportamiento. En quinto lugar se pone en valor que los padres se informen para saber cómo reaccionar ante los indicios de un posible abuso para evitar que el niño oculte el problema. Asimismo se debe actuar con valentía en cuanto se tenga la mínima sospecha de que pueda estar pasándole algo al menor. Por último, pero no menos importante, involucrarse en la labor de la concienciación con asociaciones y difundir el problema.

¿Hay conciencia social sobre los abusos sexuales a menores o es un tema tabú?

Hace unos años nadie hablaba de abuso sexual infantil. Era una cuestión que quedaba en familia, escondida y enterrada. Disponemos de una terapia psicológica para adultos donde existen casos de personas que con más de 40 años no han hablado nunca del tema o no han encontrado un psicólogo que le ayude. Desde el primer momento en el que un niño da la voz de alarma hay que actuar, no hay que responder con incredulidad porque puede causar que esconda el problema. Estados Unidos y el norte de Europa están mucho más avanzados.

"Todos deberíamos trabajar como un equipo para detectar a los abusadores y ponerlos en la cárcel"

¿En qué consisten las tareas de concienciación?

Primero está el programa infantil, dirigido a niños de entre 4 y 11 años. A los más pequeños no le hablamos de abuso sexual como tal, adaptamos el lenguaje. Le hablamos de las partes del cuerpo, y qué sentimientos les puede provocar que les toquen y que no deben hacer nada que no quieran hacer. Desde los 6 a 11 años tenemos el programa del cuentacuentos, como el de “Estela grita muy fuerte”, por el que a través de una historia se les plantea un caso de abuso para explicarles cómo tienen que reaccionar: gritar no, buscar ayuda… Después con adolescentes, hacemos talleres donde se les explica situaciones reales para que señalen si es abuso o no. También se tratan las relaciones afectivas sanas y el respeto.

¿Qué acogida tienen este tipo de eventos?

A los niños les hablamos de que se produce una situación de poder donde una persona aprovecha su edad o posición. Les explicamos la problemática para que la detecten y actúen para que no se produzcan. Deben tener muy claro que no deben hacer nada que no quieran hacer. La verdad es que los niños suelen reaccionar proactivamente, no se asustan y preguntan. Los profesores a veces no reaccionan muy bien porque opinan que son pequeños para hablares de estos temas. Forma parte de la falta de concienciación de existe. Estamos trabajando para que se normalice hablar de estos temas. No puede ser un tabú.

"Tenemos evidencias de que es un problema que existe. No hay excusas para no abordarlo con la contundencia que requiere"

En 2011 llevaron a cabo un estudio para evidenciar que este problema existe y es muy grave. El grupo identificado como víctima de abuso señaló este hecho como el más traumático de su infancia.

Los profesores muchas veces reaccionan diciendo que “esto no pasa en este colegio”. En 2011 hicimos un estudio para demostrar que ocurre y que hay que prestar atención a estas situaciones con la participación 450 estudiantes de la UIB. El 12% reconoció haber sido víctima de abusos sexuales durante su infancia. Ya tenemos evidencias de que es un problema que existe. No hay excusas para no abordarlo con la contundencia que requiere.

La fundación RANA dispone de un programa para familias donde se proporcionan pasos a seguir para hablar de estos temas a sus hijos y los peligros de internet, entre otras cosas. ¿Se suelen implicar más los padres o las madres?

Cuando hacemos charlas informativas para concienciar a las familias, las suelen organizar las asociaciones de madres y padres en los colegios. Los padres y madres que van suelen estar interesados porque es voluntaria, y responden bien. Es verdad que la mayoría son mujeres pero en general en el voluntariado hay más mujeres.

¿El abuso sexual y el bullying tiene algo que ver?

Tienen mucho que ver con la otra porque es un juego de poder. Los que no experimentan poder en su vida quieren tenerlo sobre alguien diferente, más débil, más bajo...

"Tratamos a pacientes de tercera edad que aún siguen sufriendo los miedos de haber sido abusados sexualmente"

¿Cómo es la legislación en España respecto a los delitos sexuales a menores? ¿Qué aspectos debería mejorar?

En España existe la prescripción: cuando cumples 18, tienes 5 años para denunciar todo lo que te ha pasado antes. Dependiendo de lo que ha pasado, puede ser que no estés en un estado mental idóneo para hablarlo por un trauma u otra cuestión. Puede que te lleve hasta los 30 años para que digas “eso no estuvo bien; quiero hacer algo”. La justicia española te dice “es demasiado tarde”. En mi opinión no deberían prescribir los delitos. A pesar de que esa situación fuera violenta, o muy grave, da igual. Tenemos pacientes de tercera edad que aún siguen sufriendo los miedos de haber sido abusados sexualmente. La mayoría de nuestros pacientes son de unos 40 años, de mediana edad.

¿El nuevo Papa Francisco está teniendo mano dura contra los abusos sexuales o no está siendo lo suficientemente contundente?

Me alegra mucho de que haya comenzado con humildad y que intente romper los tabús de la Iglesia Católica. Yo no soy católica pero puedo aplaudirle para que haga lo que tenga que hacer. Es el primer Papa que está probando de hacer algo.

¿La administración tiene los recursos suficientes para responder a todos los casos? ¿Se sienten arropados por las instituciones?

Hay una unidad de valoración (si el caso es de abuso) que pertenece al Consell; una unidad de tratamiento que pertenece al Govern. Evidentemente los recursos son escasos porque no dan a basto, siempre tienen pacientes que atender. Nos derivan a pacientes adultos que necesitan ayuda con abusos que han sufrido de niños para que nosotros lo tratamos. Llega un punto que ese tema tan específico, un psicólogo clínico no lo puede cubrir. Para los niños es diferente, no hacemos tratamiento, si no prevención. También realizamos formación de todas las personas que tratan con menores: monitores, policías, profesores… La parte de prevención corre a nuestro cargo, no lo hace la institución. Nos escuchan porque hacemos mucho ruido.

¿Qué papel tiene la terapia psicológica?

Se hacen 10 sesiones individuales donde se trata el trauma, el sentimiento de culpa y se afronta el hecho. También se trabaja todo lo que ha conllevado: que la familia no le ha creído, se ha sentido incomprendido…. A continuación se llevan a cabo terapias de grupo donde se trata el problema con otras personas que han pasado por lo mismo. De esta forma se complementa esa parte de trabajo individual.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

0 comentarios