www.mallorcadiario.com
El jurado declara culpable al acusado de matar a su compañero de piso en Son Gotleu
Ampliar

El jurado declara culpable al acusado de matar a su compañero de piso en Son Gotleu

jueves 29 de octubre de 2020, 19:00h
El Tribunal del Jurado ha declarado culpable de homicidio al hombre acusado de matar a su compañero de piso con unas tijeras en Son Gotleu en septiembre de 2019.

El jurado, reunido desde esta mañana, ha alcanzado un veredicto pasadas las 14.00 horas, y se ha leído en vista pública alrededor de una hora más tarde.

El jurado rechaza la hipótesis de una muerte accidental o en defensa propia, y considera probado que el acusado, un portugués de 79 años, clavó intencionadamente las tijeras en el cuello a su compañero sabiendo que le provocaría con ello una herida mortal de necesidad.

Así, el jurado ha declarado probado que la noche del 20 de septiembre de 2019, el acusado regresó a su domicilio e inició una discusión con su compañero de piso, con quien venía manteniendo una en los últimos días una mala relación por temas relacionados con el alquiler de su habitación.

El veredicto recoge que la víctima estaba en estado de embriaguez y que había bebido en exceso, pero que no tuvo una actitud agresiva hacia el acusado. En un momento dado, la discusión subió de tono y el acusado, con la intención de quitar la vida a la víctima, cogió unas tijeras y se las clavó a su compañero en la parte inferior del lado derecho del cuello, seccionándole la yugular.

La víctima sufrió una hemorragia masiva que no pudieron atajar ni el personal del 061 ni los médicos que lo operaron de urgencia. El hombre falleció horas más tarde.

En el veredicto se ha tenido en cuenta la actitud del acusado después del ataque, ya que se cambió de ropa, no intentó taponar la herida e incluso pasó por encima de la víctima. Además, tuvo un "comportamiento despreocupado hacia el bienestar de la víctima" en los momentos posteriores. Igualmente, han subrayado que la trayectoria de la herida es incompatible con la caída que el acusado señalaba como causa del apuñalamiento, y la "pasividad" de la víctima, que no presentaba signos de defensa.

Así, no han considerado probado que el acusado actuara influido por el miedo, sino que es culpable de haber matado al hombre de forma dolosa o intencionada, ya que "aceptó o no le importó" la muerte de la víctima.

El jurado no se ha mostrado favorable al indulto. Después de la lectura del veredicto, la Fiscalía y la acusación particular han mantenido sus peticiones de condena, de 12 años y medio y de 13 años de cárcel, respectivamente. Además, la Fiscalía ha pedido una indemnización para los familiares del fallecido, incluyendo a los hijos mayores de edad por el daño moral y porque eran dependientes económicamente del padre.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

0 comentarios