www.mallorcadiario.com

La Cábala en Mallorca

jueves 01 de abril de 2021, 05:00h

Se habla mucho sobre la sostenibilidad: productos sostenibles, turismo sostenible, empresas sostenibles…No obstante, pocas veces oímos hablar de la sostenibilidad y la ecología emocional.

Estos dos conceptos son relativamente nuevos y nos hablan de cómo mantener relaciones con nuestros seres queridos y en nuestro entorno profesional de una forma que el resto de las personas se sientan beneficiadas y a gusto.

Son varios los conceptos que abarcan la sostenibilidad y la ecología emocional, pero me gustaría hacer hincapié en nuestra forma de relacionarnos y cómo nos comunicamos de una forma positiva y asertiva. Para ello, la Cábala puede ser una herramienta fantástica, porque, a través de ella, podemos aprender a conocernos mucho más y a trabajarnos personalmente.

Con la Cábala aprendemos a saber qué tenemos que cambiar de nosotros mismos y cuáles son los factores que nos influyen a la hora de relacionarnos con los demás y cómo podemos mejorar esa relación. Para poder cambiar mi relación con los demás, debo comenzar conociéndome mejor a mí mismo y aceptando claramente mis partes negativas y las positivas.

Tenemos que aprender cómo nos relacionamos con nosotros mismos y cómo lo hacemos con los demás, puesto que, si no sabemos relacionarnos con nosotros mismos, difícilmente lo haremos con los demás. La sostenibilidad emocional comienza conociéndonos mejor, amándonos más y mejorando nuestra autoestima.

Si aprendemos a querernos y aceptarnos tal y como somos, con nuestros puntos de mejora incluidos, podremos mejorar la relación con el exterior, con las personas y con el entorno donde nos relacionamos.

Ser una persona sostenible y ecológica comienza con amarse a uno mismo y amar el entorno en el que se convive, la naturaleza, los animales, tu ciudad y, por supuesto, a las personas que te rodean.

No obstante, esto no es una tarea sencilla; aceptar a los demás y a nuestro entorno tal y como son puede resultar complicado, porque, en ocasiones, no nos aceptamos a nosotros mismos, por lo que nos es más complicado hacerlo con los demás.

No sirve de nada proclamar en las empresas y en nuestros gobiernos que queremos un mundo más sostenible si no comenzamos por las personas que habitan en él, por la parte humana. Necesitaremos grandes dosis de inteligencia emocional, coherencia y disposición para querer mejorar, y cambiar para poder conseguirlo.

Y esto, querido lector, solo depende de ti y de nadie más.

Si quieres un mundo más sostenible, comienza por ti mismo y empieza a hacer la vida más sencilla a los que tienes a tu alrededor, y verás que pronto todo tu entorno comenzará a cambiar automáticamente.

Solo depende de ti el cambio que quieras ver en el exterior. ¡No lo dudes! El secreto está en tus manos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Compartir en Meneame