www.mallorcadiario.com

La izquierda y el centro centrado

Por Sebastián Urbina
miércoles 07 de julio de 2021, 05:00h

La Guardia Civil está llevando a cabo una gran operación contra los violentos que provocaron graves incidentes en un mitin celebrado por Vox en la localidad madrileña de Navalcarnero (Madrid) el 21 de abril, en la campaña a las elecciones del 4-M.

Aquel día, grupos radicales de izquierda convocaron actos para tratar de boicotear el mitin de Vox, a imagen y semejanza de los actos violentos concretados fechas antes en Vallecas y que dieron origen a la campaña de acoso contra la formación de Santiago Abascal (ElMundo/31/5/2021).

Si alguien lee este artículo, tal vez se pregunte si me refiero a toda la izquierda, y se pregunte por el significado que utilizo de ‘fanatismo’.

En cuanto a lo primero, la respuesta es negativa. No toda la izquierda es así. Basta ver que, ante la indignidad de Sánchez de conceder indulto a los golpistas catalanistas, ha habido algunas críticas- no muchas- de destacados socialistas. Incluso les han abierto expediente a Joaquín Leguina y Nicolás Redondo.

Pero la izquierda que se posiciona, clara y públicamente, por la convivencia pacífica y por no convertir el adversario político en enemigo, es minoritaria. La mayoría está por la descalificación radical (fascistas) del adversario político de derechas, convertido en enemigo. Esto es fanatismo.

La portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, ha acusado, repetidamente, al líder de la oposición, Casado, de ‘alimentar bulos, mentiras y odio’. Estas falsedades no son lo peor. Peor es el comentario de la ministra Delgado, calificando a PP, C’s y Vox de ‘trifachito’. Parecerá gracioso a socialistas, comunistas, separatistas antiespañoles y cuadrilla, pero es muy grave y no es gracioso. Supone colocar a toda la oposición de derechas fuera de la democracia. En el fascismo. Esto significa que la derecha no está legitimada para gobernar. Solamente la izquierda. Esto es fanatismo antidemocrático.

Esta antidemocrática mentira- y las que hagan falta- se refuerza gracias a la labor de los medios de manipulación, generosamente subvencionados por el gobierno social comunista. Con el dinero de nuestros impuestos.

Esta bazofia antidemocrática no es nueva. También en la II República pasaba algo parecido. El sector decente y respetable- políticamente hablando-, era minoritario. Encabezado por uno de los mejores socialistas, Julián Besteiro. Avisó a otros socialistas de que sus actitudes podían conducir a un baño de sangre. También denunció el ‘himalaya de mentiras’ de gran parte de sus propios compañeros de partido.

Besteiro no fue el único. Gregorio Marañón, que fundó, con Ortega y Pérez de Ayala, la Agrupación al Servicio de la República, dijo: "Lo más irritante de los rojos es esa constante mentira". Esta mala costumbre socialista no ha cesado. El presidente de gobierno, Pedro Sánchez, es un destacado y compulsivo mentiroso. Dijo, públicamente, que nunca pactaría con los filoetarras de Bildu. Mintió. Dijo que jamás entraría Pablo Iglesias en el gobierno. Mintió. Además de su fraudulenta tesis doctoral. ¿Le gusta al pueblo español votar a mentirosos compulsivos?

Volvamos al principio. ¿Ha habido una general y firme repulsa de la izquierda a estos graves incidentes contra militantes de Vox? Con lanzamiento de piedras y otros objetos, aparte de amenazas e insultos, que exigieron la presencia de la Guardia Civil. No. ¿Ha habido una general y firme repulsa de los medios de manipulación contra estos comportamientos vandálicos? No. ¿Qué se puede esperar del centrado Casado, que se lució insultando a Abascal en el Parlamento?

¿Por qué no hay repulsa? Porque la izquierda lleva años controlando el sistema educativo y los medios de manipulación. De ahí que la izquierda decida quién es demócrata y quién no. Y decide que el PP, centro centrado, puede participar en el juego político porque no pone en cuestión ‘el consenso progre’. El tablero en el que se juega la política, diseñado por la izquierda. Un ejemplo, entre muchos, la Ley de Memoria Histórica. Tan repugnante es, que el destacado historiador Stanley G. Payne dijo: “Oponerse a la Ley de Memoria Histórica es un deber moral”. Pero el ‘centro centrado’ no quiere ‘batalla cultural’. ¿No te da vergüenza, Pablo?

¿Qué ha hecho el PP? Básicamente, esperar la caída del gobierno. Nosotros somos una gestoría administrativa. Por eso apartamos a Cayetana Álvarez de Toledo. ¡Quería una batalla cultural con la izquierda! ¡Nada de radicalismos!

No entiendo que tantos ciudadanos sigan apoyando la política timorata del PP en una situación de extrema gravedad política.

Volviendo al principio, creo que la mayoría de la izquierda pasa olímpicamente, o disfruta, con las agresiones de sus camaradas de extrema izquierda a los fascistas de Vox. Pero, ¿son fascistas? Un periodista, Bolaño, dijo que no veía la diferencia entre Bildu y Vox. Estaba en la tertulia un socialista inteligente y decente, Joaquín Leguina, y contestó:

"Bildu nunca ha condenado los asesinatos de ETA. Vox, siempre".

La contestación de Leguina es acertada, pero hay más. ¿Qué justificación tiene la continua y repetida afirmación- de los medios de manipulación y políticos de progreso- de que Vox es facha?

Estatutos de Vox. - Fines. Artículo 2.

La defensa de la libertad individual, el Estado de Derecho, el imperio de la Ley, la independencia de la Justicia y el sistema democrático.

Claramente no. ¿Entonces, por qué lo dicen? Primero, porque no tienen vergüenza. Y segundo, porque Vox no se somete al ‘consenso progre’ impuesto por la izquierda. Si Vox tuviera éxito, podría acabarse el gran chiringuito multimillonario vinculado a la actual ‘dictadura políticamente correcta’. Y podría terminar la triunfante manipulación mediática progresista. Por eso lo odian a muerte.

Además de las mentiras habituales, este gobierno presiona al Tribunal de Cuentas para que viole la legalidad y favorezca ilegalmente a los golpistas catalanistas. Una muestra más del comportamiento antidemocrático e indigno de este gobierno. Una totalitaria intromisión en la independencia de las instituciones. ‘Somos la izquierda’.

El Constitucional reprocha a Pedro Sánchez que recurra a 'decretazos' para esquivar a las Cortes. ¡Democracia socialista!

Este desastre socialista irá a peor. Ya preparan una Ley de Seguridad Nacional, a la altura del chavismo venezolano. Da miedo. ¡Despierta Pablo ‘centrado’!

1.- Una colonia de verano en Cataluña impide a un niño llevar una camiseta de la selección. ¡Despierten, 'centrados'! ¡No basta la prima de riesgo! ¡Son las ideas, estúpidos!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios
Compartir en Meneame