www.mallorcadiario.com
La mujer de un acusado de violencia machista dice en el juicio que 'exageró' y que 'le ama'
Ampliar

La mujer de un acusado de violencia machista dice en el juicio que "exageró" y que "le ama"

martes 23 de abril de 2019, 21:24h
Una mujer cuyo marido ha sido juzgado por haberla sometido a malos tratos, agredirla sexualmente, detenerla ilegalmente y robarle el móvil en octubre de 2017 ha explicado este martes ante la Audiencia Provincial de Baleares que exageró "bastante" y que le amaba y que sigue "amándole". "Ahora no creo que fuera justo que le condenen a 10 años, nos queríamos, no sé... amor y droga y cosas", ha dicho.

En su declaración, la víctima ha explicado que cuando él le levantaba la mano, ella se la levantaba a él y aunque no ha negado completamente los hechos sí los ha matizado. "Si el me pega, yo le pego", ha llegado a decir.

A pesar del relato de la mujer, la Fiscalía ha mantenido en sus conclusiones definitivas su petición de pena de 16 años de cárcel al acusado porque considera que ahora, casi dos años más tarde, ella, como sigue "enamorada de él", ha pretendido "quitarle hierro al asunto". Por el contrario, considera que no exageró durante su declaración inicial cuando los hechos acababan de ocurrir.

Por su parte, el acusado ha negado todos los hechos salvo el de que incumpliese la orden de alejamiento contra ella que tenía derivada de unos hechos anteriores. Ha negado incluso haber estado en el alojamiento rural donde habrían pasado parte de los hechos.

Respecto a la orden, ha dicho que la víctima tenía intención de retirarla. Preguntado por el Ministerio Fiscal acerca de qué ocurrió para que la mujer pasara de querer quitar la orden de alejamiento a denunciarle por estos hechos, el acusado ha señalado que fue en respuesta a que le dijera que si no dejaba de drogarse él iba a volver con su ex.

La víctima, por su parte, ha sido preguntada por si él le obligó a tener relaciones sexuales. Ante esto ha respondido: "No puedo decir esto porque él es mi marido, hubo un momento en que yo no quería pero no me forzó de ninguna manera". Tras esto, ha dicho que "no estaba muy feliz porque me había estado insultando hacía media hora".

Sobre por qué le denunció, ha dicho que se había quedado sola y que "no tenía nada". "Estaba asustada y no sabía qué podía hacer, ahora me gustaría hablar con él", ha remarcado.

Según el relato del Ministerio Fiscal, al acusado se le impuso una prohibición de acercamiento a su pareja el 21 de octubre de 2017 en el marco de unas diligencias previas relacionadas con un delito de malos tratos. A pesar de esto, a las pocas horas la llamó por teléfono de manera insistente y consiguió quedar con ella en su domicilio de Palma.

Desde esa noche hasta el 26 de octubre, el procesado --según el fiscal-- no permitió que la víctima abandonara el domicilio, cerrando con cierres de seguridad, y durante ese tiempo la estuvo presionando para que retirara la denuncia que le había interpuesto por malos tratos.

Sobre este extremo, la víctima ha dicho que estuvieron discutiendo y que "había veces que no aguantaba más" y que se quería ir pero que le decía que hablasen. "Es mi marido y tengo que escucharle", ha señalado.

Tras esto, el fiscal considera que la víctima le acabó convenciendo de irse a un establecimiento vacacional en las afueras de Palma. Ahí, la madrugada del 27 de octubre, tras amenazarla y amedrentarla, el acusado obligó a la mujer a mantener relaciones sexuales por vía vaginal, anal y bucal. Esta aceptó por el "temor y miedo" que le provocaba el acusado, considera la Fiscalía.

Por la mañana, después de golpearla, la Fiscalía mantiene que el hombre le obligó a ingerir seis comprimidos de diazepam, introduciéndoselos por la fuerza en la boca. Estos hicieron que se durmiera. Sin embargo, la víctima ha dicho que ella se tomó cuatro y que él le dio dos más. "No me obligó, me los dio para que me tranquilizara", ha manifestado. Tras despertase se fue de la habitación y pidió ayuda a los responsables del establecimiento.

Sobre las lesiones, ha dicho que ambos se pegaron y que ella se cayó en la escalera. "Estábamos colocándonos todos los días, yo qué sé por qué me caí", ha dicho. Posteriormente, ha declarado que se escapó "porque no quería discutir más con él". "Era una bomba si discutíamos", ha añadido.

Por último, el fiscal sostiene que el procesado se dio a la fuga, no sin antes apoderarse del móvil de la mujer, las llaves de la casa, diversa documentación personal y efectos por valor de 400 euros. Sobre el móvil, la mujer ha dicho que se lo regaló.

Ante esto, la Fiscalía le imputa un delito de quebrantamiento de medida cautelar, uno de detención ilegal, uno de agresión sexual, otro de malos tratos familiares, uno de coacciones y otro de hurto. Además de la pena total de 16 años de cárcel, también le pide una indemnización de 10.000 euros para la víctima.

La defensa del procesado ha solicitado la absolución de su cliente porque los hechos por los que se le acusa "no han quedado acreditados" y, tal como ha dicho, incluso la víctima "ha negado la existencia de relaciones sexuales forzosas".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

Foro asociado a esta noticia:

  • La mujer de un acusado de violencia machista dice en el juicio que "exageró" y que "le ama"

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    191567 | Jurista - 23/04/2019 @ 18:37:41 (GMT+1)
    La culpa de estos desaguisados son la Ley de Violencia de la Mujer (ley feminazi) y encima, la cantidad de exageraciones y mentiras que organizan las abogadas de las supuestas victimas. Como éste hay miles de casos. Lo tienen claro, si la fiscalia sigue en sus trece, no podrán verse ni en los bis a bis íntimos del talego.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de mallorcadiario.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.