www.mallorcadiario.com

La sonrisa de Sánchez

domingo 30 de agosto de 2020, 03:00h

La sonrisa es una forma de expresar facialmente un sentimiento de satisfacción, es una de las muchas definiciones de algo que normalmente nos sugiere felicidad, nos conduce a pensar que alguien está contento y tranquilo. Dado que las circunstancias del momento son de lejos momentos de tranquilidad y sosiego, la pregunta que me hago desde hace meses es ¿Por qué sonríe constantemente nuestro Presidente?. Imagino que a estas alturas es medianamente consciente que la situación es caótica en nuestro país, que a la mayoría de los españoles nos hace poca gracia viajar en un barco sin rumbo donde el Capital está más tiempo en su camarote que en el puesto de mando.

Hay estudios que dicen que la sonrisa es mágica, que una persona es mucho más apreciada si sonríe, que para ganarse los corazones de la gente y atraer simpatía y confianza hay que sonreír mucho. Incluso se puede diferenciar de la conocida sonrisa Duchenne, la mejor representación externa del gozo o la sonrisa perfecta, de una sonrisa falsa. Según los investigadores en la verdadera las mejillas y los extremos de la boca se levantan, se muestran los dientes y se forman arrugas en los lados de los ojos. A decir verdad si al presidente le han salido patas de gallo me trae sin cuidado, pero que yo recuerde no le he visto los dientes a Sánchez, ni se los quiero ver.

Con esto de que la sonrisa es contagiosa, tal vez ha sido su equipo de asesores quien le obligue a mantener esta postura inadecuada. Nuestro Presidente entra, sale, se va de vacaciones y sonríe como si el resto no fuera con él.

Pues mire Sr. Sánchez, yo lo entendería si fuera usted la cara visible de una cadena de clínicas dentales o el anuncio de un dentífrico, pero no es el caso, es usted el Presidente de un país que de momento acumula miles de fallecidos, miles de contagios y millones de ciudadanos que no saben de qué van a vivir. Motivos más que preocupante para que deje usted de intentar solucionar la situación con una simple expresión facial que hace poca gracia en estos momentos y además me atrevería a sugerirle que muestre un poco más de empatía.

Hay sonrisas famosas como la de la Mona Lisa y otras de famoseo como la de Julia Roberts pero la suya no es ni una ni la otra, la suya es la de la hipocresía porque sonreír con la que está cayendo no es ni adecuado, ni conveniente, ni oportuno, ni apropiado, ni digno, que usted vaya sonriendo por la vida cuando la mayoría de españoles se debaten en un futuro más que incierto. Cambie usted la famosa frase de “Smile more, worry less” por “Worry more, smile less” o es que tal vez es que no lo he entendido bien!!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

1 comentarios