www.mallorcadiario.com

Lo han vuelto a hacer

sábado 12 de febrero de 2022, 11:15h

Bajo el paraguas del Pacto de Reactivación por la ley turística, el Govern ha colado un decreto ley no pactado, sin consenso y de reactivación discutible. La prueba es que ninguno de los participantes que no dependan del ejecutivo o estén financiados por él, salvo sus muletas, lo hayan dado por bueno.

Lo importante no es el desacuerdo con la redacción, que también, o el propio sentido de algunos artículos, o las diferencias con la orientación y las críticas sobre con las supuestas consecuencias. Las críticas pueden no ser certeras u obedecer a intereses individuales, legítimos, pero en cualquier caso de parte. Lo trascendente no es que no hayan consultado a los representantes sociales, económicos, grupos políticos, que también, o que hayan hurtado el debate previo para enriquecerlo.

Lo importante y verdaderamente trascendente es que han presentado una norma que regula la principal actividad económica de la comunidad como compartida y consensuada, por la puerta de atrás, con alevosía y sin la participación anunciada.

Se necesitan grandes habilidades para enredar a tanta gente tantas veces. Es obvio y no puede negar. No se puede despreciar la pericia y la pillería acumulada para confundir a los representantes de grandes organizaciones e instituciones, una y otra vez. Planifican la acción con destreza y la desarrollan con pompa y boato.

En este caso, la dieron a conocer en Madrid, en FITUR sin que nadie conociera su existencia ni someramente la orientación, para aprovechar el impacto del titular y el impulso mediático de una feria internacional basado en unas afirmaciones huecas y sin contenido conocido.

Presentaron en Catalunya lo que seguía siendo una declaración de intenciones como una realidad. No es descartable que en un escenario de confusión y gestión deficitaria que caracteriza a la política catalana, la orfandad de los anuncios llamase mínimamente la atención.

La han presentaron en sociedad como una política de hechos consumados. El texto que desarrolla la norma y que se publicó rápida y veloz en el BOIB, la recibieron los agentes implicados en la madrugada del día de hechos.

No podemos dar por normales acciones de democracia devaluada y trilerismo político por más frecuentes que sean.

Tampoco es excusa la urgencia de la medida para garantizar la financiación. Todavía resuena el fiasco de las no inversiones en la reforma nonnata de la playa de Palma y sus 98 medidas del Plan de Rehabilitación Integral del fracaso económico del Govern Antich. Lo único que se gasto fue la estructura política de naturaleza clientelar con una relación de nóminas que llegaban de la Playa de Palma hasta Calviá.

Trilerismo político, democracia devaluada y punto. Buen finde

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Compartir en Meneame