www.mallorcadiario.com
Los okupas saquean las casas y realquilan habitaciones en el Pont d'Inca Nou

Los okupas saquean las casas y realquilan habitaciones en el Pont d'Inca Nou

Por Eduardo de la Fuente
lunes 28 de agosto de 2017, 14:29h
Los vecinos del Pont d'Inca Nou en el municipio de Marratxí están hartos de los perjuicios causados por los okupas. Mallorcadiario.com ha hablado con un portavoz de los vecinos que aseguraque el problema va a más y que se sienten desatendidos por las autoridades. “No hay derecho a que uno trabaje, ahorre, compre una casa y al volver de vacaciones se encuentra en la calle, no puede entrar en su casa y además se la destrozan”, ha señalado. “Hemos llamado a la policía e incluso al 112 y no pasa nada, esta gente sigue en nuestras casas”, denuncian. Anuncian que van a pasar a la acción y exigir a las autoridades que no permitan que los okupas les quiten sus casas.

MODUS OPERANDI

Los vecinos han relatado la forma en la que los okupas se hacen con las casas: “se pasean por el barrio vendiendo plantas, lo que es una tapadera para localizar casas vacías. Si advierten que una casa está vacía o el jardín poco cuidado, entran. Lo primero que hacen es cambiar la cerradura. Una vez dentro, llamas a la Policía Local que nada puede hacer para sacarlos de allí”. Para garantizar que otros okupas no les quitan la casa “sueltan un perro y así nadie más puede entrar”.

SAQUEO DE LAS CASAS

Un vecino cuenta que en una casa han arrancado las ventanas para venderlas: “quién sabe qué más han vendido, cualquier cosa que tenga valor se la llevan para sacar dinero. Cuando el propietario recupere la casa veremos qué le queda”. En otra vivienda han vaciado la piscina, lo que en pleno verano y con las altas temperaturas puede dejarla completamente inservible.

ALQUILER Y VENTA DE LAS CASAS

Los vecinos han constatado que algunos okupas alquilan habitaciones a terceros, con lo que además obtienen unos beneficios extras. Pero el negocio aún va a más: “entran en la casa, y cuando se cansan o encuentran otra que les gusta más se la venden a otros okupas”.

INCIVISMO

Algunos okupas son además poco discretos: “detrás de mi casa han ocupado una y hemos tenido que llamar a la policía porque andan de fiesta hasta la madrugada y además son violentos. Hace unos días se pelearon, un hombre le gritaba a una mujer que la iba a matar, ella le animaba a que le pegara y los niños lloraban”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
15 comentarios
Compartir en Meneame