www.mallorcadiario.com
El Mallorca no logra parar al Barça y cae por 0-4
Ampliar

El Mallorca no logra parar al Barça y cae por 0-4

sábado 13 de junio de 2020, 21:10h
El Barcelona se ha impuesto por cuatro goles a cero al Mallorca con goles del chileno Arturo Vidal (minuto 1:30), el danés Martin Braithwaite (minuto 36), Jordi Alba (minuto 79) y, como no, Leo Messi (minuto 94)en el partido que se ha disputado en el estadio Visit Mallorca. Un partido que ha supuesto el regreso del fútbol a las islas tras el parón del coronavirus y que se ha jugado sin espectadores en las gradas.

En el minuto y medio de juego, Vidal ha aprovechado un medido centro de Jordi Alba para adelantarse a Joan Sastre y conectar un cabezazo ante el que nada pudo hacer el meta mallorquinista Manolo Reina. Braithwaite, por su parte, fusiló a Reina a la media vuelta tras una asistencia de cabeza de Leo Messi en el minuto 37.

Con un 0-2 en el marcador ha finalizado el primer tiempo. Ya en el segundo, el Mallorca lo intentaba pero no materializaba sus oportunidades mientras que Alba ha marcado el tercer tanto para el Barcelona y Leo Messi, a poco menos de un minuto para finalizar el partido, ha endosado el definitivo 0-4 a los de Moreno, su tanto número 20 en el campeonato de Liga.

Los azulgranas mandaron en el terreno de juego hasta el minuto 20 aprovechando el excesivo repliegue de los bermellones.

Después, el japonés Take Kubo, formado en La Masía y cedido al Mallorca por el Real Madrid, revolucionó el juego ofensivo del equipo balear con un gran disparo (min. 21) que repelió al córner Marc Stegen, y un lanzamiento de falta directa (min. 29), que también detuvo el meta alemán.

Ambas acciones de Kubo parecieron despertar a los bermellones, que inquietaron algo más, pero sin la suficiente capacidad ofensiva para crear problemas a un Barça muy cómodo en Mallorca.

MARC PEDRAZA, SORPRESA DEL MALLORCA

El técnico del Mallorca, Vicente Moreno, ha apostado por Marc Pedraza en el centro del campo, un futbolista formado en La Masía, para acompañar a Dani Rodríguez y Salva Sevilla en el centro del campo ante el Barcelona.

Marc, de 33 años, es hijo de Ángel Pedraza, ya fallecido, recordado ex futbolista del Barça y del Mallorca.

El futbolista catalán ha constituido toda una sorpresa en la alineación de los bermellones, ya que apenas ha contado con minutos en esta temporada.

El titular habitual en la zona ancha es el ghanés Baba, que estará en el banquillo. Marc Pedraza es uno de los integrantes de la plantilla del Mallorca que conquistó dos ascensos consecutivos: desde Segunda B a Primera.

UN AFICIONADO SALTA AL CAMPO

Un aficionado burló las medidas de seguridad en el Visit Mallorca Estadi al saltar al terreno de juego en la segunda parte del partido Mallorca-Barcelona con la intención de hacerse una foto con Leo Messi, aunque la que logró hacerse fue con Jordi Alba.

El espontáneo, que fue reducido de inmediato por la policía, “saltó la valla”, según confirmó uno de los responsables de la seguridad del campo.

La irrupción del aficionado en el terreno de juego, que lucía una camiseta de la selección argentina con el número 10 a la espalda, obligó a detener el partido durante algunos minutos.

La acción del espontáneo se produjo en medio de las fuertes medidas de seguridad adoptadas por la crisis sanitaria del coronavirus y con el recinto deportivo prácticamente vacío, sin público en las gradas.

UN PARTIDO ATÍPICO

Todo es excepcional, atípico, en la noche del regreso del fútbol en el estadio Son Moix, que estrenaba nombre con vocación de reclamo turístico -Visit Mallorca Estadi- tras la pandemia.

Muy lejos en el recuerdo quedaron esos Mallorca-Barça que años atrás colapsaba el tráfico en un amplio sector de la capital balear. El choque concentraba a centenares de aficionados esperando a su equipo con banderas y cánticos, obligaba a poner carteles de ’no hay billetes’ en las taquillas y no cabía nadie más en el estadio.

Esta vez se disputa un partido de fútbol sin ruido en los graderíos, jugado con sordina, donde el otrora clamor incesante del público se sustituye por el sonido de animación a través de la megafonía y los gritos de jugadores y técnicos en el césped que retumban como eco. Los jugadores entraron al campo guardando las distancias en el minuto de silencio por las víctimas del coronavirus y se saludaron con los codos.

A falta de hinchas que les animaran los propios futbolistas se dan ánimos (“vamos”, “así, así”, “bien”, “voy yo”), en un ambiente que, seguro, les recordó pasajes de los habituales ‘partidillos’ entre semana.

Los dos centenares de personas que sí tuvieron acceso al campo se sometieron a rigurosas medidas de seguridad sanitaria: control de la temperatura, mascarillas, guantes, gel para las manos.

El aparcamiento de Son Moix, lleno a rebosar en las noches mágicas del Barça en el campo, quedó prácticamente vacío.

No hubo señales de aquellas multitudinarias filas de coches esperando la autorización de los vigilantes jurados para aparcar en medio de torbellinos de gente ansiosa por ocupar su sitio en las gradas.

“Hemos tenido que devolver medio millón de euros a aficionados que ya había comprado su localidad”, dijo a Efe un portavoz del Mallorca.

“Las visitas del Barcelona y de Real Madrid representan los pilares de los ingresos por taquillas del club, y el hecho de jugar sin público causa un serio trastorno a nuestra tesorería”, precisó.

El líder de LaLiga preparó una visita fugaz a Palma. La expedición azulgrana llegó a la isla al mediodía a bordo de un vuelo charter fletado exclusivamente para ellos.

Como marca el protocolo de prevención de contagios, utilizó dos autocares para dirigirse desde el aeropuerto a un hotel donde los únicos clientes fueron Messi y lo suyos.

En todo momento estuvieron escoltados por las fuerzas de seguridad, que mantuvieron a raya a los más de cien aficionados que querían acercarse a sus ídolos.

En los vestuarios del Visit Mallorca inauguraron unas instalaciones previamente desinfectadas y banquillos con distancias de seguridad entre asientos de 1,5 metros.

El director de seguridad del Mallorca, José Costana, reconoció a Efe lo “insólito” que es vigilar un estadio vacío.

“La filosofía de la seguridad en Son Moix ha cambiado. Hay un ‘enemigo’ oculto, que es el virus, y nuestra tarea es impedir que nadie se infecte. Eso de controlar a exaltados o bengalas que caen al campo es el pasado, al menos en las actuales circunstancias de seguridad sanitaria”, explicó.

Costana añadió que habían dividido el estadio en tres zonas: verde (jugadores, túnel de acceso al campo y vestuarios), azul (medios de comunicación) y rojo (todo el perímetro del recinto).

“Se ha seguido a rajatabla el protocolo marcado por LaLiga. No ha entrado nadie que no estuviera en la lista de acreditados y todos los periodistas se dirigieron a sus puestos de trabajo acompañados por un vigilante”, resumió el director de seguridad del Mallorca.

Los empleados de FC Service que toman la temperatura a las personas que acceden al Visit Mallorca Estadi no han informado de ningún positivo desde que, hace diez días, controlan la única puerta de entrada: “Por suerte, no hemos tenido que impedir el paso a nadie”, resumió a Efe uno de ellos, Bartolomé Martínez.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

0 comentarios