www.mallorcadiario.com
Tanen Gil o agradecer cada instante de la vida
Ampliar

Tanen Gil o agradecer cada instante de la vida

Un desvío, antes de entrar en el pueblo nos lleva a pasar por delante del Hotel Valldemossa y a poca distancia, nos paramos en una finca situada en el huerto de La Cartoixa donde nuestra protagonista administra la propiedad de un hotel familiar que recibe el nombre de Ca’n Uetam.

Carmen Gil March, conocida como Tanen Gil, nace el 10 de mayo de 1962 en Tarragona y a los pocos días sus padres se trasladan a Castellón y allí vive hasta la edad de dos años. Su padre era notario de profesión y los traslados de una población a otra eran frecuentes.

En Tarragona, 1962 se recuerda como el año de la gran nevada, España solicitaba su ingreso en el Mercado Común Europeo, en el BOE se publica un decreto que equipara los derechos laborales de la mujer con el hombre, se casan los reyes Juan Carlos y Sofia en Grecia, en Los Ángeles encontraban muerta en su habitación a Marilyn Monroe, en Tarrasa se produjo una riada del rio Llobregat, murieron más de 700 personas, nacen las actrices, Jodie Foster, Kelly Preston, Julianne Moore, nace Ferrán Adrià, Tom Cruise, Isabel Coixet, Jon Bon Jovi, muere el escritor Herman Hesse, Delibes publica Las Ratas, García Márquez La mala hora, Faulkner Los rateros, Ringo Starr se une a The Beatles, se funda la banda, The Rolling Stones, en cine presentan títulos como; Dulce pájaro de juventud, Paul Newman, El cabo del terror, Robert Mitchum y Gregory Peck, ¿Qué fue de Baby Jane? Betty Davis y Joan Crawford, Lawrence de Arabia, Peter O’Toole, Alec Guinness y Anthony Quinn.

Hija de Rafael Gil Mendoza, natural de Burriana, y de Antonia March natural de Palma. Del matrimonio nacen tres hijos, Rafael y los mellizos Germán y Tanen.

Vinimos a Mallorca y por espacio de un año fui a parvulitos. Tengo un vago recuerdo de lo que me costaba dar forma al número ocho y me lo hacían pintar una y otra vez directamente con los dedos en la pizarra, y ya ves, hoy en día sigo haciéndolo al revés.

Cuando rememoro mis días de infancia pienso en lo feliz que era con mis hermanos, creciendo juntos y conviviendo con nuestros juegos.

No había cumplido los cinco años y se desplazan a Onteniente…

Allí estuve hasta los nueve. Me regalaron una caja de acuarelas. Había una tienda de decoración y yo pintaba con ceras sobre pañuelos de papel y la señora los enmarcaba como cuadritos infantiles y los utilizaba para decorar cuartos infantiles.

Corría 1971 y Tanen no había cumplido los nueve años cuando se sucede otro desplazamiento familiar y esta vez el destino sería Málaga, donde residirían hasta 1975.

Algunas canciones de la banda sonora de aquel tiempo eran:

Anduriña de Juan y Junior, Digan lo que digan de Raphael, La vida sigue igual de Julio Iglesias, La,la,la de Massiel, Cuéntame de Formula V, Las flechas del amor de Karina o Bring a little lovin de Los Bravos.

Vivíamos en una urbanización ajardinada, nos sentíamos libres y al tiempo seguros, aunque a mí comenzaba a inquietarme la afición por pintar y muchas tardes no salía a la calle y me quedaba en la terraza de casa. A veces me enfadaba conmigo, porque era muy creativa y por falta de técnica no podía realizar las ideas que rondaban por mi cabeza. En 1975 y con trece años, me costó despedirme de aquellos amigos, volvíamos a hacer las maletas y esta vez marchábamos para Mallorca.

Desde muy pequeños, vivieran donde vivieran, veraneaban en Mallorca tanto en casa de los abuelos maternos en Es Fangar de Campanet, como en Deia con los abuelos paternos, Rafael y Carmen.

---

Con el apoyo de mi padre y aprovechando los dos veranos de 1976 y 1977 fui a clases de pintura a la Escuela Libre del Mediterráneo de Joaquín Torrents Lladó.

En cierta ocasión sin yo saberlo una profesora se llevó un cuadro mío a un concurso del periódico Ultima Hora y gané el Primer Premio. Como regalo me dieron un libro de grabados de Miró que guardo como un tesoro. Por aquel entonces tenía catorce años.

Entre una ciudad y otra llegué fui a nueve colegios diferentes.

Se graduaría en Artes aplicadas en la sección de Decoración y Arte Publicitario. Es Diseñadora de Interiores, Oficial de notaría ya que desde muy joven se integró en el equipo de su padre combinando horarios de trabajo con sus estudios. Ha diseñado vestidos para escenografías de obras teatrales. Es empresaria y añade…

Sí, lo sé, soy hiperactiva.

De los 24 a los 43 años iba a trabajar con mi padre por las mañanas y por las tardes me dedicaba a hacer proyectos de interiorismo. Y así desde los 24 años hasta los 43 años. Disfruté de aprender al lado de mi padre.

También recibió formación de dibujo en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios con Tomás Horrach, Rafa Forteza y Salvador Palao, realizó un curso de acuarela con Marta Castro y otro con su amiga Ángeles Cereceda. Y durante algún tiempo en la academia de Pascual de Cabo para perfeccionar los trabajos en óleo.

---

Nos habíamos sentado en una de los espacios de terraza rodeados de jardín y con una hermosa vista hacia los “marjals” peculiares de la zona y Francisca aconsejó un cambio de posición, quería fotografías desde otro prisma. Aprovechamos para tomar un café y unos frutos secos que Tanen se había traído de Qatar, y continuamos.

Nos invitó a caminar por el huerto y olíamos la tierra húmeda que bebe el agua de los tres estanques repartidos estratégicamente por la finca en que tiene sembrados tomates de Valldemossa, lechugas, nísperos, manzanos, naranjos, perales, almendros, olivos, melocotoneros y numerosas plantas y todo cuidado y en completo orden.

Aquí en la finca Ca’n Uetam paso una parte de mi tiempo desde hace unos años y tengo estudio y el lugar me permite disfrutar de pintar con luz natural. Es la sensación de evadirme, de sentir paz, relajación.

Francesco Uetam nació en Mallorca el 4 de mayo de 1847 y falleció en mayo de 1913 fue un bajo mallorquín con un estilo vocal muy amplio, con una voz adaptable a los sonidos dulces y a los más graves del bello canto. Su puesta en escena hacía tan verosímiles sus personajes que se le reconoció su valor en muchos de los más importantes escenarios del mundo. Su verdadero nombre era Francisco Mateu y tras invertir su apellido, decidió italianizar su nombre.

---

Cuando Tanen tenía treinta años, comienza a pintar profesionalmente y en 2005 hace una primera exposición y luego vinieron otras, pero no se ha dedicado por completo a la pintura, aunque sigue haciéndolo por afición y para cuando alguien le pide una obra.

Hubo un momento en el que me di cuenta de que tenía que escoger entre la familia u otras cosas y yo siempre lo tuve claro, mi prioridad eran mis hijos. Lo demás podía esperar. Y es también cierto que tuve un problema grave de salud y la pintura me ayudó a superarlo. Porque en el fondo el arte es mi manera necesaria de expresarme. Puede que haya quien lo vea como una contradicción, porque yo pintaría o dibujaría a todas horas, mientras no surja algo que atañe a la familia. Por otra parte con esta forma de trabajar, puedo ver cara a cara a la persona que adquiere una pieza mía.

Usted y su padre estaban muy unidos, ¿Cómo le afectó su muerte?

Ha sido lo peor que me ha ocurrido. Todavía después de tantos años me duele su ausencia, porque en sus tres últimos años de existencia debo decir que fui feliz de disfrutarle y debo reconocer su lucha y ánimo cuando sabía que su enfermedad ya no tenía cura. Estar a su lado, compartir con él, me permitió entender que no debemos perder un solo segundo en cosas innecesarias. Mi padre era un ser humilde y humano y las suyas han sido lecciones que nunca se olvidan. A veces me decía: tú, hija mía, tienes buen corazón pero debes afinar con tu carácter. Y me recordaba lo de mi hiperactividad; Sí sigues así, vas a ser principiante de todo y maestra de nada.

Son muchos tesoros guardados en la memoria y en el corazón

Él fue quien al ver mi interés por la pintura me animó y animó a la familia para que me apoyasen a probarlo. Mis padres eran mis mayores críticos.

Él tocaba la guitarra y yo aprendí para poder tocar juntos. La última vez que la hice sonar fue el día de su muerte. Fueron tres años de sesiones de quimioterapia, de luchar contra la enfermedad de cáncer de médula, pero murió en paz, mentalizado y con la cabeza clara y despidiéndose de cada uno de nosotros.

¿Y cuáles definiría como los mejores momentos vividos?

Los nacimientos de mis dos hijos Salva y Carmen y haber conocido a mi marido Toni Llompart, el mejor compañero, amigo, amante, mi apoyo en todas las causas y circunstancias.

En una primera descripción me atrevería a volar sobre la planicie de una acuarela y lo haría para situarme en ese espacio de evasión que la artista se consigue para sí. Una enfoque placentero de una escena que se revuelve frente a sus ojos. La seguridad del desliz de la punta de un pincel que lleva la luz intrínseca, un color aguado que se define en múltiples variaciones y que responde a algún sonido que la naturaleza le desvela.

¿Qué tema le preocupa de la actualidad?

Los valores. Me dan miedo ciertos aspectos educacionales que creó afectan al futuro de nuestra sociedad.

Ya me ha dejado claro que podríamos definirla como dispersa, como multidisciplinar, como hiperactiva… ¿Le queda tiempo para aficiones?

Desde muy joven me gustó bailar y lo hice hasta que cumplí los cincuenta años y a causa del cáncer tuve que abandonar la práctica. Cada semana juego a tenis. Cada verano salimos a navegar a vela y me dejo llevar por el silencio de la inmensidad del mar. A veces mi marido y yo nos plantamos en la península y visitamos un lugar u otro, sin rumbo establecido descubrimos España. Me encanta la historia del arte y de vez en cuando viajar con gente aficionada como yo, y visitar rascacielos, cúpulas o cuando una vez al año abren las entradas de los palacios de diferentes localidades de Roma, los llaman; Los Cortilis, o una de las visitas que recomiendo entre tantas, es a los jardines del Castillo de los Orsini.

El parque de los monstruos, o el Bosque de Bomarzo en el interior de los jardines del Castillo de los Orsini, con el que el poeta francés André Bretón sorprendió a Dalí invitándole a conocer tan enigmático lugar situado en la provincia de Viterbo. Un paseo misterioso por una espesa vegetación, entre fantasmagórica estatuaria, figuras esculpidas en rocas volcánicas de hasta cuatro metros de altura que se convierten en seres surrealistas. Paisajistas, arquitectos y escultores de numerosas regiones de Italia trabajaron durante años para conseguir representar el dolor que a mediados del siglo XVI el príncipe Pier Francesco Orsini sintió por la trágica muerte de su mujer amada.

Mi última salida viajera fue a la hermosa región italiana de La Toscana. Uno de los países que más me motiva es Grecia. Egipto me fascinó por motivos arquitectónicos. Méjico y el legado de los mayas y los aztecas, Chicago, Santo Domingo, los Fiordos de Noruega espectaculares panorámicas incomparables, Eslovenia donde vivió un tiempo mi hija y allí me sorprendió el lago Bled, Viena, Berlín, Venecia, Florencia, París, Qatar entre otros lugares. También me marcó el viaje a Jerusalén que si quieres completar el vía crucis debes hacerlo muy atenta y sin parar, habitualmente te insultan y te escupen si te paras.

¿Utiliza frases lapidarias? - Hace una mueca y contesta…

Alguna vez, por ejemplo con mis hijos cuando me llaman que no encuentran algo uso una frase de madre: “tendré que ir yo” - les digo.

Les recuerdo que estén pendientes de que los tornillos no se aflojen, cada día hay que repasar aunque parezca que están fuertes.

¿Cuál es el último libro que ha leído?

Papel y tinta de María Reig, una historia apasionante de una mujer que lucha por cumplir sus sueños en la España de principios del siglo XX.

¿Qué artistas son influyentes en su pintura, o admira simplemente?

Es una pregunta difícil de contestar y aún así seguro que me dejaría a más de uno, pero no pueden faltar; Antonio López, Lita Cabellut, Ángeles Cereceda, Mariano Fortuny, Sorolla, Pep Girbent, Andrew Wyeth, Paco Lagares, Carel Fabritus, Tomás Horrach, Dionis Bennàssar, Cittadini, Camarasa, Jacometti, Catalano, Toulouse-Lautrec, Klimt y admiro el arte equilibrista del escultor polaco Jerzy Kedziora, obras que con su balanceo desafían a la gravedad.

¿Qué proyectos pululan por su mente?

¡Muchos! Acabar con las obras de ampliación de este hotel familiar, seguir pintando, atender a la familia, viajar, hacer deporte, leer, trabajar para recomponer la historia familiar, el árbol genealógico visitando a nuestros parientes y proponiendo reuniones anuales y regresar a las casas donde nacieron nuestros antepasados… ¿le parece poco?

Tendemos a referirnos con polisemia a una persona que tiene el don de aplicarse en distintas facetas o disciplinas y no por repetir adjetivos, ni por insistencia, sino como afirmación… por si no ha quedado claro.

Y quizá sea un ejercicio para convencer el ansia interior de pintar y pintar, aunque en espacios de tiempo, Tanen a veces se ha detenido. Vulgarmente dicen que la profesión va por dentro, mientras que el poeta haría una descripción espiritual e inspiradora sobre la necesidad de que el alma cante sus florilegios.

Así que me pondré a deshilvanar las hojas del pensamiento, a vislumbrar la transparencia de la ternura que fluye en las venas de sus lienzos, a imbuirme en la sencillez de las imágenes y los colores que absorbe la tela en un ejercicio de luz, de prudencia y de sabiduría.

Es hora de dejar atrás la imagen del palacio que fue bautizado como, la Real Cartuja de Jesús de Nazaret y que se construyó para que fuera la residencia del Rey Sancho I de Mallorca y ahora conocemos como la Cartoixa de Valldemossa.

Ha sido una jornada en la que coincido con el comentario de Francisca: hoy hemos visionado la Serra de Tramuntana desde otras ópticas.

¡Cierto! Aquí se respira otro aire.

Textos: Xisco Barceló

Fotografías. Francisca Sampol

Suscríbase aquí gratis a nuestro boletín diario. Síganos en Twitter y Facebook. Toda la actualidad de Mallorca en mallorcadiario.com.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

2 comentarios