www.mallorcadiario.com

Medidas económicas que ponen en riesgo la prosperidad del país

viernes 03 de enero de 2020, 00:01h

Los empresarios españoles han mostrado en los últimos días su honda preocupación ante el programa de gobierno presentado por PSOE y Unidas Podemos y que recoge, entre otros, la derogación parcial de la reforma laboral o la subida del IRPF para contribuyentes con rentas superiores a los 130.000 euros.

Desde la CEOE consideran que los planes de Sánchez e Iglesias se sitúan "más cerca del populismo que de la ortodoxia económica" y advierten de que impactarán de forma muy negativa en el país.

Por su parte, la CAEB avisa del "difícil encaje con la realidad" del programa y cuestiona la capacidad de engranar los compromisos de estabilidad presupuestaria exigidos desde la Unión Europea con la extraordinaria expansión del gasto público que supone el documento además de la importante caída de ingresos prevista ante la desaceleración de la economía y de la creación de empleo. Un escenario del todo inviable a ojos del empresariado.

Las patronales subrayan que detrás de dichas valoraciones no existe un catastrofismo "interesado" sino más bien una necesidad de contribuir al bien común, especialmente en un contexto mundial delicado y con unos indicadores económicos que ya reflejan que la economía española crece a tasas inferiores al 2 por ciento. A fin de cuentas, son ellos y no la Administración los generadores de empleo y verdaderos creadores de bienestar social.

Resulta imprescindible abordar de una vez por todas reformas que contribuyan a favorecer ámbitos como la formación, la innovación y la digitalización, la industrialización, la internacionalización de las empresas, la unidad de mercado, la sostenibilidad y, en especial para Baleares, una fiscalidad que garantice la sostenibilidad de la economía y su competitividad.

Por ello, el único sendero hacia la prosperidad es el diálogo social liderado por un Gobierno estable y moderado al que le preocupe más el país en su conjunto que los titulares efectistas.


Compartir en Meneame