www.mallorcadiario.com

Mucho morro

Por Alejandro Vidal
martes 14 de febrero de 2017, 20:01h
Hay que tener mucho descaro para atravesar el Atlántico y un trozo del Mediterráneo con la intención de visitar una propiedad de la que uno posee todo el cuerpo económico, pero ni una gota de su alma ya centenaria. Hay que echarle mucha jeta para venir a Palma sin dar ningún tipo de explicación al sentimiento, cada vez menor, que sostiene al club, no convocar a un solo medio de comunicación y publicar una auto entrevista en la página web sin preguntas incómodas y, por tanto, respuestas de manual. Esto es lo que ha hecho uno de los socios de Robert Sarver, Andy Kohlberg, antes de pasar a recoger a su reciente amigo Monti Galmés para pasar unos días de recreo en la bella Italia, cuyo glamour siempre atrajo a los norteamericanos. De regreso a Arizona, una paradita en Girona para disimular y, de paso, recordarle a Maheta Molango que no hay ni un euro más del que ya se invirtió hace poco más de un año.

Unidos por el morro, ya que no me negarán que devolver a Joan Oriol a los entrenamientos después de haber mentido sobre su lesión y toda vez que el compañero Sebastiá Adrover reprodujera la denuncia verbal del jugador, bordea el cinismo. Ya hemos venido advirtiendo de que las relaciones del vestuario con la cúpula no son las mejores ni mucho menos y el consejero delegado tiene la misma idea de manejar un grupo como yo de entrenar a un equipo de béisbol. Si alguien busca explicaciones a la mala campaña del Mallorca que repase en las hemerotecas los continuos agravios sufridos por los futbolistas, consentidos tanto por Fernando Vázquez como ahora por Olaizola. ¿Juegan mal o pierden intencionadamente?. En absoluto. Pero tampoco sobrepasan los límites de lo que exige su profesionalidad y sus contratos.

Hoy día relacionar a este club con lo que fue en su día es un insulto a la inteligencia y una provocación, una más, al mallorquinismo. El Mallorca que conocemos hoy no tiene nada que ver con el Alfonso que se fundó el 5 de marzo de 1916, salvo para Toni Tugores y dos más.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Compartir en Meneame