www.mallorcadiario.com

No perdamos nada de nuestro tiempo

martes 30 de junio de 2020, 01:00h

Quizás los hubo más bellos, pero este es el nuestro. Jean Paul Sartre.

Quizás muchos de los que en este momento lideran el país, el grande y el pequeño, no sepan quién fue el señor que me ha prestado el título, seguramente como dice algo que no les gusta pensarán que es un facha; en cualquier caso no perderé ni un momento en descubrírselo.

Estamos viviendo nuestro tiempo y a mí, a pesar de las desgracias que ocurren, me parece bello precisamente porque es el nuestro. Todos hemos fantaseado alguna vez pensando en que época nos hubiese gustado vivir, yo siempre he pensado en el que me ha tocado, supongo que en la errónea creencia que podría entenderlo y tampoco tenía garantía alguna de haber vivido mejor de lo que se vive ahora en la Mallorca del siglo XXI.

El conocido facha Joaquín Leguina publicó el otro día un tuit que debió escocer a sus conmilitones del PSOE “no entiendo una izquierda que quiere ganar ahora una guerra perdida en 1939 y que cree que desde 1975 no ha pasado nada” sic. Como el señor Leguina, no entiendo ese afán en reescribir la historia cuando de eso han pasado ochenta años, dudo que queden muchos combatientes con vida, y que por desgracia de este país nos matáramos entre nosotros. Cuál es el objetivo de esa reescritura, ¿que Franco perdió la guerra? Franco murió en la cama tras cuarenta años de dictadura. Aceptemos la realidad. En nombre de un bando y de otro se cometieron auténticas atrocidades y ajustes de cuentas, no eran mejores unos que otros. Su epílogo fue la legalización del PCE y sentar en una misma mesa a Manuel Fraga, Enrique Lister y Santiago Carrillo; quizás a los dirigentes les suene algún nombre, a quien no le suenan desde luego es a la mayor ignorante del Reino doña Carmen Calvo de la que soy muy fan pues los momentos de mejores risa de la semana son cuando hace alguna intervención pública.

La izquierda de hoy, no sé muy bien en base a que, se irroga una autoridad moral y se permite al discrepante llamarle facha, asimilando dicho término a nazi y este a asesino, olvidando que los grandes dictadores de izquierda son los mayores criminales de la historia, Stalin, Mao, Pol Pot, Castro y naturalmente Hitler. No es una competición, es simplemente una realidad, es una cuestión que no tiene ninguna gracia y que estamos obligados a que no se repita ninguno de los casos.

Pero debo reconocer que hay un espécimen en la izquierda que me da mucha gracia, me rio mucho con ellos; son los que son de izquierdas independentistas que ayer empezaron a aparecer escaldados y dando ánimo a los ciudadanos de Perpinyà, llamando a la lucha.

Perpinyà es una preciosa ciudad francesa en el que se encuentra el Palacio de los Reyes de Mallorca y que los indepes consideran parte de los países catalanes; pues resulta que les han salido chulos a los indepes y la extrema derecha de Le Pen ha ganado la alcaldía en unas elecciones democráticas. Acaso esa gentecilla no creen en que Francia, no es un país demócrata y no cabe la posibilidad, remota, de que hayan votado lo que han querido. Ser demócrata es respetar los resultados de las urnas no llamar a la revolución si los resultados no nos gustan. Les recomiendo una lectura imprescindible a esos revoltosos izquierdistas, “Asterix en Córcega”, verán ahí lo que son elecciones.

Yo, por convicción, no votaré jamás a la ultraderecha pero respetaré a los que lo hacen y respetaré sus resultados pues son tan legítimos o más que los de Podemos, un partido en el que hay que pasar por la cama del líder para hacer carrera en Madrid. No oigo a las feministas.

Estamos en un momento en el que se está poniendo en juego el estado de derecho y algo tan importante como es la división de poderes; en gran medida el futuro de la nación está en manos de los jueces que deberán aplicar la Ley y no mirar hacia otro lado. Sed lex dura lex.

Alcalde Hila, para concluir, haga la obra buena del día y desratice la zona de Camp Redó, los ciudadanos de Palma no nos merecemos lo que está viviendo los vecinos de ese barrio. Que disfruten de este último martes de junio en el que seguiré comiendo conguitos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios