www.mallorcadiario.com

Not yet

viernes 29 de octubre de 2021, 05:00h

Carol Dweck es una psicóloga norteamericana especializada en el llamado mindset psicológico y en la investigación en motivación, personalidad y desarrollo del niño. La conocí hace unos días en una conferencia y desde entonces en mi cabeza no dejan de dar vueltas las ideas o pensamientos transmitidos en relación con la materialización de la innovación pedagógica en las escuelas.

Muchos docentes consideran que las cuestiones relacionadas con la innovación son una utopía o un mito; pero no. Hay evidencias que haciendo las cosas de manera diferente, los resultados obtenidos son diferentes. El único secreto es el de la voluntad del docente de empezar a ver las cosas de manera diferente y planificar las sesiones de manera diferente.

Los alumnos son los que son y sus contextos también; y esos indicadores son los que no se pueden cambiar. Por eso, muchas veces la motivación intrínseca de nuestros alumnos está en niveles muy bajos o casi muerta. Pero donde sí puede actuar el docente es en la esfera de la motivación extrínseca.

De ahí, nace el not yet . El aprendizaje es un proceso. Y este vocablo lo representa. Si en una prueba de evaluación el alumno observa una nota inferior al cinco estamos contribuyendo a alimentar la desmotivación, pero si un alumno lee “not yet” le estamos animando a que está en el buen camino, en el proceso de conseguirlo. En este sentido, varios colegios de EEUU ubicados en entornos desfavorecidos y que empezaron a trabajar de esta manera, los resultados cambiaron hasta el punto de colocarse en la cabeza del ranking de rendimiento académico del estado de Nueva York.

No sólo el aprendizaje representa un proceso, este cambio de paradigma también. Representa un cambio de concepción en la forma de trabajar. Los resultados, obviamente, no se consiguen ni en uno ni en dos cursos académicos. Es un camino largo y tedioso, plagado de reticencias docentes basadas en argumentos didácticos y pedagógicos decimonónicos para no salir del modelo tradicional de enseñar.

La sociedad ha evolucionado y el sistema educativo debería evolucionar al mismo ritmo para no perder este tren. No tiene que ser ahora porque el tren no sólo pasa una vez en tu vida, pasa todos los días, a cualquier hora y en cualquier lugar, solo tienes que subirte cuando necesites cambiar de destino. En tus manos está.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Compartir en Meneame