www.mallorcadiario.com
Un nuevo estudio revela que Sant Llorenç cuenta con 56 puntos negros por riesgo de inundación
Ampliar

Un nuevo estudio revela que Sant Llorenç cuenta con 56 puntos negros por riesgo de inundación

lunes 23 de diciembre de 2019, 17:29h

Un estudio presentado este lunes en el Ayuntamiento de Sant Llorenç des Cardassar, principal pueblo afectado por las inundaciones de octubre de 2018 en las que fallecieron 13 personas, revela que en el municipio existen 56 puntos negros por riesgo de inundación. El estudio, que ha sido encargado por el Ayuntamiento, ha sido realizado por el grupo de investigación climatológica, riesgos naturales y territorio de la Universitat de les Illes Balears (UIB), encabezado por el profesor Miquel Grimalt.

Un nuevo estudio revela que Sant Llorenç cuenta con 56 puntos negros por riesgo de inundación
Ampliar

Grimalt ha explicado que del estudio se extrae como conclusión principal que "no se produjo atasco alguno en el torrente sino que llovió mucho y durante mucho tiempo" y que por esto las infraestructuras se vieron superadas. "No es que se produjeran atascos, es que las infraestructuras están infradimensionadas", ha explicado para decir que "solo hubo un puente --conocido como el puente de Sa Tafona o Son Sureda-- que no fue superado por el agua".

Por otro lado, el profesor universitario ha explicado que otra de las principales conclusiones es que existen un total de 56 puntos negros inundables. Dentro de estos, hay una cuarentena que son muy peligrosos. A pesar de ello, Grimalt ha precisado que ninguna de las 13 personas fallecidas en 2018 estaba en uno de ellos.

Sant Llorenç: un año después de la tragedia

La riada que se cobro trece vidas

Leer más

Ante esto, el equipo de Grimalt ha propuesto diversas propuestas como la señalización de estos puntos mediante indicaciones viales y que, además, estén recogidos en los navegadores. También considera que habría que replantear algunos puentes o elementos del terreno.

Cabe recordar que la semana pasada se dio a conocer otro estudio llevado a cabo por un equipo de investigadores de los departamentos de Geografía y Física de la UIB en el que se llegó a la conclusión de que la inundación no se pudo prever y que la coincidencia de factores "la hizo más trágica". Sus investigadores insisten en la necesidad de disponer de protocolos de activación de los sistemas de alerta y de protección civil que puedan hacer frente a errores de predicción en un rango de 30 a 50 kilómetros, además de llevar a cabo un trabajo de concienciación y educación de la población de cara al futuro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Noticias de Mallorca

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.