www.mallorcadiario.com

Patria y Casa

miércoles 14 de octubre de 2020, 01:00h
Ahora resulta que los bildutarras, esos socios impecables y normalizados del gobierno del desgobierno, están cabreados y hasta escandalizados por la serie 'Patria' de HBO.

Lo primero que sorprende es que salgan con eso ahora y no en 2016, hace cuatro años, cuando se publicó la novela. Está claro que leer no es su fuerte y sorprende que estos filoterroristas de lejano sozialismo, con zeta, vean HBO, yanqui y capitalista.

Los bildutarras, además, tienen la piel muy fina: resulta que ellos sí pueden matar a 850 personas -Uyyyy, lo que he dichooooo, si no fueron ellos; o sí pero tenían otros nombres colectivos: ETA, Euskal Herritarrok, Herribatasuna, Sozialista Abertzaleak, Autodeterminaziorako Bilgunea, Herritarren Zerrenda, Aukera Guztiak, aunque los nombres personales eran los mismos, Pernando Barrena, Otegui et al- pero no se puede escribir una novela que muestre el sufrimiento de las víctimas y la maldad de los victimarios, ni hacer una serie porque, ay, se les ofende en lo más profundo de su (re)sentida alma.

Pero tranquilos, todos quietos, tienen aliados: el pasado cinco de octubre se detuvo a tres etarras en el curso de una investigación por el hallazgo de un zulo con explosivos. Inmediatamente salió Podemos a poner en solfa la actuación policial y a decir que "estas detenciones no ayudan” nada. En seguida, Bildu coreó sus palabras con la jaculatoria “Las Fuerzas de Seguridad del Estado son un obstáculo para la convivencia en el País Vasco”. Aquí paz y después gloria.

Lo de tener la piel fina es cosa, a lo que parece, de los anti España. Dígale usted a un supremacista de la región del nordeste que Cataluña es una CCAA o que su gobierno local es activista y sectario: será el llanto y el crujir de dientes, se romperán la camisa en señal de dolor y llorarán amargamente en TV3, preferentemente en FAQS, un programa donde están vetados los constitucionalistas.

Y con estos mimbres el lobo con piel de cordero sentado en la vicepresidencia segunda del gobierno pretende urdir el tejido de la gobernanza de España, asociándose con malhechores a los que cabrea una serie de TV pero incapaces de pedir perdón por los 850 muertos que sus tatara-siglas causaron, y casándose con delincuentes golpistas cuya única obsesión es destruirnos como sociedad bajo la consigna infantil de “Cataluña es mejor”, paroxismo protosofista que solo esconde la rabia y el odio de unos pocos, menos de la mitad, que se autoidentifican mientras excluyen a todos los demás, aunque sean tan o más catalanes que ellos. Y yo pregunto ¿Se puede gobernar España con bien pactando con los que quieren destruirnos, uno de ellos sentado en la cúpula del gobierno?

Ahora vienen dineros frescos de Europa, algunos dutyfree pero la mayoría con vuelta. Los estalinistas ya se están repartiendo la cosa y vendiéndola como la mayor aportación social de la historia. Y será verdad porcentualmente, pero también los silencios son parte de la verdad y entre lo que callan está que su limosna para el 2021 no traerá trabajo a los más de cuatro millones de parados que tendremos en febrero y cuando se acabe la caridad, la brecha entre pobres y ricos será aún máyor, el nivel de paro será insostenible y los ERTE, reconvertidos en parados, serán malpagados con el sueldo congelado de los funcionarios y la no revalorización de las pensiones que pa’ eso los viejos son viejos y, como ya ha dicho Iglesias el oráculo, “Los viejos a la mierda o adonde quieran y gracias por los servicios prestados.”

El presidente Sánchez no se da cuenta ni quiere darse cuenta: el aparato mediático de Podemos y su altavoz en RRSS funcionan como un reloj y si hay algún rendimiento que recoger de las políticas sociales de este año y el que viene, se lo va a quedar capitalizado y fagocitado el vicetodo y su parroquia. Mientras tanto, el PSOE se irá diluyendo y decolorando, se irá difuminando como en una niebla densa en la que los de siempre ya no nos reconocemos y los nuevos, tan perdidos como novatos, piensan que es mejor ser nos-otros que ser nosotros. Y cuando llegue ese día, más pronto que tarde, ¿qué hará Sánchez, hundidor del país, la Patria, y del partido, la Casa?
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

1 comentarios