www.mallorcadiario.com

Pedro Sánchez, ayudas y plazos que no convencen

jueves 25 de febrero de 2021, 00:00h

Las ayudas del Gobierno al turismo, la hostelería y el comercio, así como los plazos anunciados por Pedro Sánchez para tener vacunado un 70 por ciento de la población no encajan con las expectativas generadas en Baleares.

El propio Sánchez adelantó este miércoles en la sesión de control del Congreso la inminente aprobación de un nuevo fondo de 11.000 millones de euros de ayuda a empresas, pymes y trabajadores autónomos del turismo, la hostelería y el pequeño comercio. No hubo mayor concreción pero, en vista de actuaciones anteriores de similar tenor, los empresarios de Baleares temen que se trate sobre todo de créditos, en vez de las ayudas directas que, a modo de rescate, reclaman los sectores de las islas ante la crítica situación económica que sufre el archipiélago.

Los sectores productivos de Baleares valoran el gesto pero rechazan que las empresas tengan que hacer frente a nuevos préstamos que, aunque se concedan con intereses bajos, habrá que devolver. El ejecutivo de Sánchez, en todo caso, debe concretar cuanto antes las condiciones para el acceso a las nuevas ayudas y evitar la incertidumbre de miles de empresas y trabajadores afectados por la crisis.

En el caso de las vacunas, el presidente del Gobierno volvió a insistir -como ya había hecho ante el Senado el día anterior- en su objetivo de tener vacunados al 70 por ciento de la población al final del verano. Los plazos del calendario de vacunación se van retrasando, lo que aleja cada vez más las esperanzas de tener inmunizada una parte considerable de la población de las Islas al inicio de la temporada, tal como reclaman entidades sociales y, en su día, hasta el propio Govern balear. De hecho, el ejecutivo de Armengol ha dispuesto la logística para iniciar vacunaciones masivas que iban a comenzar en marzo -según dijo la presidenta tras su viaje a Madrid- y que ya se emplazan a finales de abril o principios de mayo, según explicó Armengol este martes en el Parlament.

Baleares necesita una respuesta de las administraciones -del Gobierno central y del autonómico, principalmente- que sea rápida y proporcionada a la tremenda crisis económica que sufren las Islas. Dilatar plazos o ayudar a medias es retrasar la salida de la situación que atraviesa nuestra economía hasta unos extremos que hagan imposible cualquier recuperación.


Compartir en Meneame