www.mallorcadiario.com
Scheffler culmina dos meses de ensueño con la conquista de la chaqueta verde, su primer grande
Ampliar
(Foto: ANDREW REDINGTON (AFP))

Scheffler culmina dos meses de ensueño con la conquista de la chaqueta verde, su primer grande

lunes 11 de abril de 2022, 13:10h
El joven estadounidense de 25 años puso la guinda a dos meses de ensueño en la meca de Augusta. Esta es la cronología. El pasado 13 de febrero, Scheffler conquistó el Open de Phoenix, su primera victoria en el circuito americano después de cuatro segundos puestos. El 6 de marzo, triunfó en el Arnold Palmer Invitational. Tres semanas después se apuntó otro torneo de campanillas, el Mundial Match Play. Tres triunfos en cinco torneos disputados, cada uno más importante que el anterior. El día 28 de marzo, lunes, día en el que se actualiza el ranking mundial, desbancó como número uno del mundo al español Jon Rahm, que había ostentado el honor durante 43 semanas, 36 de ellas seguidas, como apuntábamos en nuestro anterior artículo.

Scheffler, en solo 57 días, se ha hecho con cuatro triunfos en la élite, el primer puesto en el ránking mundial y un grande como cumbre y en Augusta. Un festín en tiempo récord. Estaba, por su excelente estado de forma, entre los favoritos y no ha defraudado.

Había dominado las tres primeras jornadas del Masters de Augusta 2022 con solvencia, pero Augusta se juega hasta el último putt y hacía falta verle ante la hora de la verdad en esa decisiva cuarta ronda. Y no falló.

El australiano Cameron Smith con sus dos birdies consecutivos en el 1 y 2 le había restado dos golpes y se había situado a un solo impacto a las primeras de cambio.

En el hoyo tres falla Scottie a la izquierda, la bola se mete en los arbustos y necesita dropar. No alcanza green con su segundo golpe (el tercero por la penalidad) y llega uno de esos momentos que ponen de relieve la madera de campeón de un jugador y deciden un "major". Scottie hizo magia con su approach, jugando por bajo, emboca y salva el par. Smith, cuya bola había quedado a escasos dos palmos de la de Scheffler falla en su aproximación y con sus dos putts hace bogey. Sin duda el momento clave del torneo.

Los quince hoyos restantes fueron la crónica de una victoria anunciada como hubiese dicho García Márquez.

La sentencia llegó en el hoyo 12, corazón del Amen Corner, escenario de tantas tragedias. Scheffler salvó el par con un buen putt de media distancia y Smith naufragó con un triple bogey tras visitar el agua de salida.

Le costó cerrar el Masters al campeón con dos putts cortísimos fallados en el último hoyo, aunque su ventaja era ya muy amplia. Volvieron los nervios que también le habían atacado antes de la ronda. “Lloré como un bebé esta mañana”, explicó ya con la chaqueta verde puesta. “Estaba tan estresado... No sabía qué hacer. Estaba sentado allí diciéndole a Meredith [su mujer]: ‘No creo que esté listo para esto. No estoy listo, no siento que esté listo para este tipo de cosas’. Me sentí abrumado. Ella me dijo: ‘¿Quién eres tú para decir que no estás listo? ¿Quién soy yo para decir que sé lo que es mejor para mi vida?’. Y entonces, de lo que hablamos es de que Dios tiene el control y que el Señor me está guiando; y si hoy es mi momento, es mi momento”. Lo fue.

Rory McIlroy, con su -8 en esta jornada final, un esfuerzo a destiempo que le permitió en cualquier caso quedar segundo y zanjar su deuda con Augusta dónde perdió el Masters de forma dramática en 2011 tras afrontar la última ronda líder destacado.

Scheffler ganó el Masters, su primer grande, con 10 golpes bajo par (necesitó cuatro putts para cerrar el título, doble bogey), tres de ventaja sobre McIlroy y cinco sobre Shane Lowry y Cameron Smith.

Solo nueve jugadores bajaron del par del campo en una cita que, salvo este domingo, ha sido fría y de mucho viento, y Scheffler fue el único en completar los cuatro días en números rojos (vueltas de 69, 67, 71 y 71).

Mención especial para un Tiger Woods al que el público aplaudió muchísimo los cuatro días del torneo, que pasó el corte tras una gran primera jornada bajo par y a quién el frío de las dos siguientes jornadas y su estado físico (cabe recordar que no jugaba desde febrero de 2021 en el que un accidente hizo temer por su pierna) le pasaron factura. Un Tiger que acabó exultante al manifestar "esto es uno de los mayores logros de mi carrera".

Posición vigésimo tercera para Sergio García, primer español, y vigésimo séptima para Jon Rahm.

Sergio entra de nuevo en el top 50 del golf mundial y Jon es desbancado por Mourikava en la 2ª posición de la OWGR.

Suscríbase aquí gratis a nuestro boletín diario. Síganos en Twitter y Facebook. Toda la actualidad de Mallorca en mallorcadiario.com.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Compartir en Meneame