www.mallorcadiario.com

Si los Oscar fueran en diciembre, nos los llevábamos casi todos

domingo 17 de mayo de 2020, 02:00h

Seguro que más de un día en estos últimos dos meses habéis pensado que esto era lo más parecido a una película, en la que tú apareces como extra.

La Academia de las Artes y las Ciencias cinematográficas es la encargada de premiar anualmente el trabajo realizado detrás de una gran película, más conocidos como Los Oscars, ayer fue su 91 aniversario.

En estos prestigiosos premios hay un total de 24 categorías, unas más codiciadas que otras y el summum de la ceremonia es acabar llevándose varias estatuillas. El momento más álgido de la gala es el famoso “and the Oscar goes to…” y que después pronuncien tu nombre.

Una vez celebrada esta particular edición especial D-20, nuestro país ha salido vencedor gracias al compromiso, la dedicación, el esfuerzo y el empeño que ha puesto el triunfador de la pandemia. Con tres estatuillas ha sido el Sr. Sanchez, quien con discursos preparados, filtrados y ensayados le han valido para alzarse con; mejor director, mejor director de drama y mejor actor y al que yo otorgaría también el Oscar al Postureo (cosecha propia edición especial).

En un segundo plano pero con afán de protagonismo se ha quedado Pablo Iglesias, el del jardín, que aunque con múltiples nominaciones se ha tenido que conformar con, mejor actor secundario y mejor guion original por su imaginación a la hora de comunicar a los niños como y cuando serían sus salidas de casa.

El Oscar al mejor argumento ha sido compartido. Ha estado muy reñido y por tanto lo mejor es que lo compartan la Ministra Yolanda Díaz por su explicación de los ERTES, magistral su intervención en la que no lo supo explicarlo ni leyendo y la otra candidata, Patricia Lacruz, Directora de Farmacia (acortando el interminable nombre de su cargo) por su respuesta acerca del motivo por el que el gobierno seguía confiando en las mismas empresas chinas que nos habían timado, sensacional e inigualable.

El Oscar al mejor vestuario también ha sido compartido entre la Ministra Celaá por esa socorrida chaqueta roja de cuadros e Isabel Díaz Ayuso por su combinación de cualquier prenda por elegante que sea con las Converse blancas, ni que fuera una influencer.

Nos hemos alzado también con el Oscar al mejor corto de humor protagonizado por millones de españoles intentando matar el tiempo encerrados en sus casas. El Oscar a la mejor canción original, la del Duo Dinámico, que ya aparecía en la película Átame en el 88 y ahora será símbolo de todo lo contrario, desátame. Perdió su originalidad hace años pero ha resistido frente a todo.

El Oscar a la mejor banda sonora para los aplausos de las ocho, gran reconocimiento de la sociedad al esfuerzo de sus iguales por ir a la lucha sin armas.

El Oscar de mejor maquillaje y peinado sin duda para el personaje más visto en los últimos dos meses durante la sobremesa, el Dr. Simón.

En otra de las categorías, además de haber hecho méritos más que suficientes a nivel internacional para merecer el premio, hemos sido el único candidato por lo que estaba asegurado traerlo de vuelta, Oscar a la mejor película de habla no inglesa.

Con un gran reparto nos hemos alzado con la friolera de 13 Oscars y podrían haber sido más, de no haber tenido como competencia a Boris Johnson ganador del Oscar al mejor montaje por sus poco o nada convincentes explicaciones que las familias perderían antes a sus seres queridos y Donald Trump con su estatuilla al mejor cortometraje de ficción, por ese remedio casera a base de lejia, nos superaron.

Pero aun así hemos conseguido desbancar a la ya mítica Titanic aunque su final se parece desgraciadamente demasiado al nuestro, o quizás es que no lo he entendido bien.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

3 comentarios