www.mallorcadiario.com

Sweet home Alabama

miércoles 06 de febrero de 2019, 02:00h

Si alguno de ustedes, amables lectores, necesita trasladarse a un lugar del planeta en el cual no coincida, ni por casualidad, con un turista, no dude en escoger Alabama. Olvídese de algún recóndito rincón de la vieja Europa; o de un bosque secreto en Malasia; o de un paraje oculto en Alaska; o de una cascada disimulada en las Maldivas o en Bután; o de cualquier restauran retirado de los suburbios de Kuala Lumpur.

Alabama es uno de los cincuenta estados que, junto con Washington D.F., forman los Estados Unidos de América. A la pregunta de si conocen ustedes a alguien de su entorno inmediato o, por extensión, a cualquier persona que haya podido visitar Alabama en algún momento de su vida, apuesto todo mi patrimonio (mi máquina de fotos analógica y mi máquina de escribir marca Pluma 22) a que el resultado será completamente negativo. Ninguna duda.

Alabama se encuentra en “ca una puta” como, muy acertadamente, manifiestan los mallorquines autóctonos; entre los isleños de Sa Roqueta, si se busca bien, todavía queda algún ejemplar aborigen como, por ejemplo, el extraordinario “El Casta”, cada día más difícil de superar.

A lo que iba: el estado de Alabama está enclavado en el sur de los Estados Unidos; exactamente, forma parte del llamado deep south o, lo que viene a ser lo mismo, el sur profundo. Este título que ostenta la parte meridional del país más todo del mundo mundial, se refiere, naturalmente, a su situación geográfica respecto a un mapamundi, pero también a la idiosincrasia de sus habitantes, sus tradiciones y su cultura. Los sureños son, resumiendo, “distintos” al Norte; eso va a misa.

El estado al que nos referimos linda con Tennesee, Georgia, Florida y Misisipi. Es el estado numero 22 de la Unión y su capital es Montgomery, aunque esto sea igual porque no existe ninguna razón para destacar esta metrópolis de Zarzalejos de la Sierra o de Sotosalvos, por decir algo. Montgomery es una ciudad sin ley; y no tiene ley, básicamente, porque no tiene habitantes. El desierto del Sahara, a su lado, es Calcuta.

¿El saben aquel del sueño americano? Pues eso. Alabama dispone de una tierra sobradamente árida y, curiosamente, más encharcada que el Océano Pacífico. Es decir, con un terreno hidratado al máximo, la improductividad, la fertilidad es absoluta. Además, cada vez que llueve, el suelo agrícola no traga más agua y produce ciénagas generalizadas. Para más inri, el país es feo que alucinas; la belleza se fue en el Paleoceno y todavía esperan que regrese...

Alabama es, fundamentalmente, pobre y negro. Pobre por aquello de los recursos económicos y negro por el color de la piel de la inmensa mayoría de sus pobladores. Con ínfimas excepciones (Auburn, la mayor universidad del estado. Universidad privada, por lo tanto carísima y, a consecuencia de esto, repleta de estudiantes blancos) en casi todos los rincones de su territorio la pobreza es fácilmente visible desde todos los ángulos. Casas muy deterioradas, y gente muy poco cuidada. Sin Seguridad Social -como en todos los Estados Unidos- y sin casi transporte público ni enseñanza pública ni zonas industriales, los habitantes de Alabama se ven postergados y sin poder disfrutar del “sueño americano”. Las desigualdades sociales son tremendas entre sus residentes y, sobre todo, en relación con el Norte industrializado y mucho más rico. Las diferencias son tan monumentales que, incluso, los del norte dicen no entender el inglés que practican los del Sur.

Para su información, les diré que en Alabama se rodaron dos maravillas de películas tales como Forrest Gump o Tomates Verdes Fritos.

Si quieren estar tranquilos, márchense a Alabama.

Calma chicha asegurada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de mallorcadiario.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.