www.mallorcadiario.com

Toccata e fuga

Por Miquel Pascual Aguiló
viernes 14 de agosto de 2020, 06:00h
Y no precisamente en re menor como la mundialmente famosa de Johann Sebastian Bach, que si no fuera por él, el término musical “fuga” no lo conocería ni el Tato. Sino la tocatta (de milindrines) y fuga del emérito, que también es conocida mundialmente, para escarnio y burla a todos los españoles, como una patada en los mismísimos.

La última parte, de momento, de este cómico sainete, de carácter burlesco que está representando el emérito nos ha dejado más que congestionados, tumefactos, estupefactos y con las vergüenzas al aire.

Además de campechano, se está demostrando que ha sido toda su vida un crápula, un cachondo, un corrupto, un ladrón admirado por la derecha y la ultraderecha española, y el mejor representante del clásico españolito de a pie vago, fanático, egoísta, borracho, pesetero, mujeriego, avaricioso, bribón, ligón y traicionero, ¡vamos un listo! de la leyenda negra de España que como dijo Charles Maurice de Talleyrand, apodado le Diable Boiteux (el Diablo Cojo), “Es costumbre monárquica el robar, pero los Borbones exageran”.

España un país cuyo principal y gran problema ha sido, es, y será, como no dé un giro de 180 grados, su ínfimo nivel crítico e intelectual, y si hoy nos avergonzamos de haber tenido durante cuarenta años al peor jefe posible de la clase política es porque nos lo merecemos al habernos convertido en un pueblo cada vez más ignorante. Se atribuye a Winston Churchill la frase de que “Cada pueblo tiene el gobierno que se merece”. La dijera él u otro cualquiera, en el caso que nos ocupa, no puedo estar más de acuerdo con la frase.

España, un país de charanga y pandereta donde sus habitantes llaman: “padre” a los curas, “maestro” a los toreros, “músico” a los reguetoneros, “periodista” a los tertulianos, “señoría” a los nazi y “majestad” a un corrupto, no puede pretender que se le tenga en cuenta bajo ningún concepto, como no cambie de registro.

El emérito ha hecho siempre, hasta la muerte de Franco solo hacía lo que mandaba y/o le permitía el dictador, lo que le ha salido de sus gónadas sin que nunca nadie le haya parado los pies, no es extrañar que ahora que, por fin, se ha abierto la veda de los borbones salga toda la podredumbre acumulada durante años. Podredumbre alabada por unos, jaleada por otros y justificada por casi todos, basicamente porque tragar tanta porquería les beneficiaba economica, social y/o políticamente hablando mientras, como he dicho, el emérito campaba a sus anchas cual animal en celo y desbocado, y al mismo tiempo llenándose a espuertas los bolsillos de dinero negro.

Es de reconocer que está haciendo un penúltimo favor a los españoles, en plena desescalada, con un paro galopante y con un futuro más que incierto, porque con su actual aventura de vejez está aliviando, un poco, la tensión reinante en el País, sirve como válvula de escape a los sinsabores diarios y, sobre todo, ha dado alas a los que piensan, con todo derecho, que ya está bien de aguantar a los herederos de Franco en la jefatura del Estado y es hora de cambiar. ¿Capisci?
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

2 comentarios