www.mallorcadiario.com
Torra y Urkullu se niegan a que Sánchez asuma sus competencias en el estado de alarma: 'Es un 155'
Ampliar

Torra y Urkullu se niegan a que Sánchez asuma sus competencias en el estado de alarma: "Es un 155"

domingo 15 de marzo de 2020, 10:09h
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha arrancado este domingo de los líderes autonómicos el compromiso de unidad de acción para ganar la batalla al coronavirus si bien el apoyo no ha estado exento de críticas, especialmente de Cataluña y Euskadi, las más recelosas ante una supuesta invasión de competencias.
La videoconferencia, convocada por Sánchez para trasladar a las comunidades las acciones acordadas ayer en el Consejo de Ministros extraordinario, ha logrado el apoyo de los dirigentes territoriales que han garantizado al presidente que actuarán en sus territorios con responsabilidad y lealtad en la aplicación del real decreto de estado de alarma, que entró en vigor al filo de la medianoche.

En el encuentro telemático, que se ha prolongado durante cuatro horas y tendrá periodicidad semanal, Sánchez les ha comunicado que la única autoridad en estos momentos es el Gobierno de España y se ha comprometido a estudiar todas las propuestas formuladas por los presidentes pero "siempre buscando el interés general y la preservación de la salud pública".

El más crítico, como ya había anticipado, ha sido el dirigente de la Generalitat, Quim Torra, quien ha reclamado al Gobierno que acuerde el "confinamiento domiciliario total" de las zonas que lo soliciten, así como el aislamiento de Cataluña y Madrid y el cierre de fronteras, aeropuertos y puertos.

Para el presidente de la Generalitat, las medidas aprobadas por el Gobierno en su decreto son "insuficientes" y ha asegurado que el gobierno catalán seguirá adoptando todas las decisiones que crea oportunas para "garantizar la salud y el bienestar de la ciudadanía".

También el lehendakari, Íñigo Urkullu, ha mostrado su disconformidad con aspectos del real decreto y ha dicho que la asunción por parte del Gobierno central del mando de la Ertzaintza es una medida "innecesaria".

No obstante, ha dejado claro que su Ejecutivo "cumplirá con responsabilidad" esta norma.

Desde Galicia, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha precisado que "no es el momento de ver lo que se podía haber hecho y no se hizo" ante la pandemia.

Y ha remarcado que la "unidad, lealtad y coordinación" de Galicia con el Gobierno central está "absolutamente garantizada".

Si bien el presidente de la Xunta ha comunicado a Sánchez que Galicia va a reprogramar toda la atención sanitaria y le ha pedido fórmulas para poder incrementar el personal ante esta crisis.

Y ha pedido al jefe del Ejecutivo que se relajen los objetivos de déficit de las comunidades autónomas.

Desde la Junta de Andalucía, su presidente Juanma Moreno (PP) ha garantizado el "respaldo" de la comunidad a la actuación contra el coronavirus si bien ha propuesto una declaración conjunta de todas las comunidades en este sentido.

No obstante, Moreno ha reconocido que no le parecen "suficientes" los mil millones de euros del fondo de contingencia destinados a luchar contra el coronavirus, por lo que ha pedido que se revise esa cantidad, y ha planteado la necesidad de diseñar y un "plan de fronteras".

También de cifras ha hablado la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, del PP, que ha reprochado a Sánchez la gestión de la crisis, ha pedido material sanitario y ha calculado el gasto en 994 millones de euros.

Desde comunidades gobernadas por socialistas, como Aragón, el presidente Javier Lamán también ha deslizado alguna crítica.

Lambán ha trasladado a Sánchez la imperativa necesidad de que los sectores afectados por el estado de alerta -como hostelería y pequeño comercio- tengan una atención fiscal "especial y muy generosa".

El Gobierno canario, presidido por el socialista Ángel Víctor Torres, ha sugerido a Sánchez que, en uso de las competencias del estado de alarma, restrinja el movimiento de pasajeros por los aeropuertos de las islas "al imprescindible", básicamente a los desplazamientos sanitarios y al retorno de los ciudadanos a su casa.

Otro socialista, el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, ha exhibido su apoyo a Sánchez y ha asegurado que "no tiene sentido" adoptar medidas autonómicas porque la pandemia "no entiende de fronteras".

Puig ha subrayado las "gravísimas consecuencias de carácter económico" y ha propuesto la puesta en marcha de medidas como las adoptadas en el Plan Marshall después de la Segunda Guerra Mundial.

Y aquí, ha pedido que se garanticen todos los recursos necesarios para que los profesionales sanitarios de la Comunidad Valenciana puedan trabajar en condiciones.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

2 comentarios