www.mallorcadiario.com

Un sentimiento secuestrado

jueves 10 de mayo de 2018, 19:44h
Hace unas semanas que lancé en esta misma sección la idea de que, para ser un gran club, el Mallorca podría aprovechar el impulso del Iberostar Palma de baloncesto y, en su caso, el Palma Futsal de fútbol sala y alcanzar con ambos un convenio inicial de colaboración con tendencia a una fusión final. Escrito quedó que sin esa declaración de intenciones el proyecto de Robert Sarver carecía de credibilidad, sobre todo si tenemos en cuenta que un ídolo de la NBA, Steve Nash, es accionista y miembro del consejo de administración del club.
Pese a la lógica de lo que posiblemente fuera un planteamiento utópico, no creía que se hubieran dado pasos en este sentido, pero me equivoqué y me he quedado de piedra, no sorprendido, al leer una entrevista publicada en Diario de Mallorca que el compañero Rafael Gelabert le hizo el presidente del Bahía San Agustín a quien considero no solamente una persona con la cabeza bien amueblada, sino un dirigente deportivo que sobresale de la media existente en Baleares.
Guillem Boscana afirma taxativamente que “el Mallorca es un club con muy poca predisposición en colaborar con nosotros” y después de manifestar su voluntad de acercamiento para subir a la ACB, añade: “Cada vez que hemos intentado hacer cosas con ellos no les ha interesado. No hay predisposición”. Más claro, blanco y en botella.
Entendería que si entre los propietarios del Mallorca hubiera un jugador de béisbol no se dirimiera tan peregrina cuestión. Pero al tal Nash le creeríamos mucho más si se implicara en algo de aquí que verdaderamente conoce, en lugar de dedicarse a hacer el payaso con unas canastas en el parking del estadio o mezclarse en el entrenamiento de los futbolistas que dirige Vicente Moreno.
Vayamos más al fondo, la falta de integración en el conjunto de la sociedad mallorquina debería inducir a los responsables de Cort a pensar mejor antes de alcanzar acuerdos que afectan a la ciudadanía con empresas privadas de capital americano y sin consenso con grupos tan significativos como los copropietarios del Lluis Sitjar. Se nos ha vendido que el club es un sentimiento que está por encima del millonario de Arizona, pero nadie recuerda que es un sentimiento secuestrado en beneficio propio.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de mallorcadiario.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.